Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 31 de octubre de 2013

Ecos review


Título original: Ecos

Año: 2013

Duración: 7 min.

País: España

Director: Carlos J. Marin

Guión: Carlos J. Marin

Música: Víctor Luis Fortea, Francesc Guzman

Fotografía: Pol Turrents

Reparto: Aitana Giralt, Yone Martí, Jose Mellinas, Laura Romeu


Sonata triste interpretada con sangre.

El hábito no hace al monje, o al menos eso dicen. Una obra no se puede calificar por su apartado técnico solamente. En el caso de una película intervienen multitud de factores, aunque, en mi opinión, uno de los más importantes es el guión. Una buena historia, bien desarrollada, puede salvar una producción. En caso contrario raramente se consigue.

Todo este rollo viene a cuento para intentar explicar que el hecho de estar grabada en un determinado formato, o con la mano derecha, o la izquierda, o haciendo el pino, carece de importancia, puesto que lo que el espectador ve, es lo mismo que este hecho de una manera o de otra. Como cosa curiosa está bien, siempre y cuando la calidad sea aceptable. Es que ya hemos visto de todo, cámara en mano, plano secuencia, con cámara fotográfica, smartphones, debajo del agua, en la luna, en un volcán, blanco y negro, etc., si nos acordamos solo de eso, mal vamos, lo bueno sería acordarse de un film independientemente de cómo fue rodado. Sed de Mal de Orson Welles, se rodó tradicionalmente, en 1956 no había nada más, en cambio su primera escena está entre lo más excelso y rompedor de la historia del cine, el Sr. Welles no creo que intentara que eso fuera el leit motiv de su obra maestra, si no un mecanismo para conseguir su objetivo, que no era otro que el de explicar un thriller morboso y barroco.

Ecos es un cortometraje rodado con un smartphone. Hasta aquí todo correcto, pero cuando lo veáis no creo que lo percibáis mucho, puesto que la historia que nos cuenta es muy interesante y os dará que pensar, ese es su mérito, un guión muy bien desarrollado, rodado en forma de giallo, con todos los ingredientes que esto conlleva, máscara y cuchillo incluido. Mirado más profundamente, encontramos elementos del terror más tradicional, cosa nada desdeñable e incluso agradecida. También mencionar las inteligentes situaciones atemporales, con desdoblamiento de protagonistas e incluso dos historias rodadas a la vez.

Emma vive con su pareja Cris. Cuando ésta vuelve un día de trabajar, cae en la trampa preparada por Caracalavera, un despiadado asesino. Por mucho que quiera no podrá escapar. Desde otro plano temporal una Medium observa todo, tampoco ella obtendrá salida.

Interesante corto del debutante Carlos J. Marin, el cual se hace también cargo del guión. Aprovecha la tirada que pueda tener estar rodado en un formato novedoso, para dar otra vuelta de tuerca más al complicado mundo terrorífico. Y es que ya no se sabe que inventar para diferenciarse y que una obra tenga ya de entrada cierto renombre. Es un buen punto de partida ya que atrae la atención del espectador, aunque hay que ofrecer algo más, y en Ecos lo consigue, nos regala una historia truculenta y bien contada. Objetivo cumplido.

Firma: Josep M. Luzán.