Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 23 de octubre de 2013

Dark Touch review


Título original: Dark Touch

Año: 2013

Duración: 90 min.

País: Francia

Director: Marina de Van

Guión: Marina de Van

Música: Christophe Chassol

Fotografía: John Conroy

Reparto: Padraic Delaney, Robert Donnelly, Charlotte Flyvholm, Ella Hayes, Mark Huberman, Missy Keating, Katie Kirby, Art Parkinson, Anabel Sweeney, Olga Wehrly


Film de niños con un fondo muy perturbador.

Últimamente estamos asistiendo a muchas producciones de género donde los niños son protagonistas. Puede haber muchos motivos para ello. De presupuesto primeramente, darle el primer papel a un niño sale económicamente rentable, y si encima este lo borda, como es el caso de Clare Barrett, todavía mejor, matamos dos pájaros de un tiro. En segundo lugar, por la impresión visual que causan en el espectador. Tiernos infantes gritando a grito pelado es una cosa muy efectista y que, queriéndolo o no, es un recurso digamos que fácil. Por último, si la trama se basa en algo tan impactante como los malos tratos infantiles. Tema un tanto difícil de enfocar sin herir ninguna sensibilidad. Algo que consigue la directora francesa Marina de Van, autora, entre otras, de la interesante Ne te retourne pas, donde le toca lidiar con actrices de la talla de Sophie Marceau y Monica Bellucci.

Ya he comentado antes por dónde van los tiros en esta producción. Las imágenes que ilustran esta oscura historia están rodadas con elegancia y, al mismo tiempo, con cierta crudeza, que insinúa más que enseña. Sería muy sencillo descargar en la pantalla un ensañamiento cruel y totalmente innecesario. La directora logra esquivar esta trampa con suma habilidad sin omitir dejarnos con cierto mal cuerpo.

Otra cosa a mencionar es cierta similitud con otro tipo de películas de terror. Me refiero a Insidious de James Wan, por una ambientación elegantemente vestida y por tratar temas familiares, y luego a la archiconocida Poltergeist de Tobe Hooper por cosas que cuando la veáis sabréis a que me refiero. Con esto no estoy diciendo que sea una copia vil, al contrario, creo que en realidad suma más que resta en el panorama del cine actual.

Nev corre despavorida por el bosque. Cuando es rescatada comienzan a suceder cosas extrañas en su casa, tanto que asiste a la matanza de toda su familia. Ante la falta de pruebas, la policía sospecha de unos vándalos. No saben que la causa, por extraña que sea, está mucho más cerca.

Interesantísima apuesta de Marina de Van tanto en la dirección como en el guión. Éste es, en mi opinión, magistral. No tanto la historia, que chirría un poco en su tramo final, no por falta de truculencia, si no que parece un poco apresurado después de degustar de un ritmo suave pero intenso. Los personajes están muy bien dibujados y, por lo tanto, las interpretaciones son de gran nivel, tanto las infantiles como la de unos adultos un tanto perversos. Aparte de la mencionada Clare Barrett, destacar, por su sugerente duelo de actrices, a Marcella Plunkett, en el papel de una atormentada Nat. Destacar también los magníficos efectos especiales obra de Linnea Hermansson.

Estamos ante una cinta que creo puede ser la sensación de la temporada. Motivos no le faltan. Solamente una pega, el final, pero bueno, sobre eso queda mucho por hablar y quizás muchos de vosotros no estaréis de acuerdo conmigo. Tampoco se puede juzgar todo un gran trabajo por una cosa tan simple. ¿O sí?

Firma: Josep M. Luzán.