Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 30 de mayo de 2013

Resolution review


Título original: Resolution

Año: 2012

Duración: 93 min.

País: Estados Unidos

Director: Justin Benson, Aaron Moorhead

Guión: Justin Benson

Fotografía: Aaron Moorhead

Reparto: Peter Cilella, Vinny Curran, Zahn McClarnon, Bill Oberst Jr., Kurt David Anderson, Emily Montague, Skyler Meacham, Carmel Benson, Justin Benson


Hasta donde llega tu amistad.

Chris es un adicto a la metanfetamina que ha decido irse al bosque a fumar hasta matarse o que lo maten, pero no contaba con que su mejor amigo Mike iría tras él para evitarlo. En medio de la nada y mientras que comienza su plan “especial” de rehabilitación para su amigo, Mike tendrá que enfrentarse a multitud de peligros y sucesos sin explicación aparente mientras espera que Chris pase el síndrome de abstinencia.

Inquietante film de Aaron Moorhead (Through the Eye) y Justin Benson, que nos sorprenden con una buena historia de amistad rodeándola con un toque misterioso a la par que escalofriante.

Podemos hablar que estamos ante un film que es difícil de catalogar. Si bien es cierto que vamos a encontrar elementos que nos hagan pensar en una película de terror, no son los habituales. No tenemos ni excesivas escenas sorpresa, ni tampoco ese ambiente tenso que hace que se te erice la piel. Nos encontramos ante un terror que podríamos catalogar de empático. Vemos a los personajes enfrentarse a situaciones inverosímiles y que nos hacen plantearnos como actuaríamos nosotros y en qué momento perderíamos la cordura de estar ahí. Y este aspecto está muy bien logrado, aunque si bien es cierto, que se le puede poner una pega. La mezcla de demasiados elementos (ritos tribales, sectas, conspiraciones del gobierno, traficantes armados…) queda muy difuminada, sobre todo porque ni incluso al final llegamos a estar completamente seguros de que está pasando, viéndose esto un poco compensado con la una correcta presentación de cada uno de los elementos, que no mantendrán nuestra cerebro inactivo ni un segundo.

Durante todo el film, nuestros protagonistas se sumergen en charlas repletas de moral y valores, abordando temas como la adicción, la muerte o el sentido de la vida, en busca de convencer al otro sobre que su modo de vida es correcto. Todo esto sin perder de vista la amistad que los une y que los ha llevado a estar en una cabaña en medio de la nada, dónde nada es lo que parece y el peligro acecha. Estas escenas constituyen el plato principal, no solo por su detallado dialogo, sino también por su mimada elaboración.

En el dúo principal encontramos a Mike, interpretado por Peter Cilella (Karma Calling) fiel amigo, capaz de dejar a su reciente esposa por darle una última oportunidad a su compañero de fiestas, aunque para ello se las tenga que ver traficantes y maldiciones; y Chris, Vinny Curran (Machine Head), que de forma bastante excepcional, representa a un adicto de libro, que durante años ha abusado del cristal; paranoico, desquiciado y por si fuera poco armado.

En conclusión, un buen film, que aunque no es lo que parece y que puede dejar con mal sabor de boca a más de uno, tiene sus virtudes, y que puede gustar sobre todo a los interesados en conocer los trasfondos de las relaciones humanas en situaciones límites.

Firma: Daniel Manso.