Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 23 de mayo de 2013

Chilling Visions: 5 Senses of Fear review


Título original: Chilling Visions: 5 Senses of Fear

Año: 2013

Duración: 110 min.

País: Estados Unidos

Director: Eric England, Nick Everhart, Emily Hagins, Jesse Holland, Miko Hughes, Andy Mitton

Guión: Eric England, Nick Everhart, Emily Hagins, Jesse Holland, Miko Hughes, Andy Mitton, Jack Daniel Stanley

Música: Matthew Llewellyn

Fotografía: Bernard Evans, Claudio Rietti, Mike Testin

Reparto: Thea Trinidad, Hilary Greer, Symba, Nicholas Tucci, Caleb Barwick, Ace Marrero


Una gran idea, que se diluye en algún segmento.

Nos dan un "malo" común, y a partir de ahí cada uno de los directores nos propone una historia basándose en cada uno de los cinco sentidos, una antología que me recordó bastante a algunos de los episodios de Masters of Horror. La premisa promete, y mucho. Lo malo es su ejecución, aunque la originalidad está presente en los 5 segmentos que ofrecen, su calidad no es la misma para todos ellos. Personalmente me enamoré de dos de ellos, Smell de Nick Everhart y Taste de Eric England, el director de Contracted.

Smell: en este segmento el director Nick Everhart nos cuenta la historia de un hombre que tras romper con su novia vive una vida despreocupada, tanto que su casa parece una verdadera pocilga. Un día cualquiera se le aparece una señora que tiene la solución a todos sus problemas, le ofrece una colonia que al ponérsela toda persona a su alrededor se verá atraída por él. Su éxito tarda nada en hacer efecto, pero nadie le menciono los efectos secundarios que ese éxito traía consigo, su cuerpo empezará a podrirse literalmente. Aunque la idea parece algo trillada, el tema de un cuerpo deteriorándose se ha visto bastante en estos últimos años, pero el ritmo y la frescura con que está rodado es muy atrayente, además mencionar unos efectos de maquillaje más que decentes.

Sight: dirigido por Miko Hughes, esta historia tiene más de fantasía que de terror, pero nos introduce un personaje bastante importante e interesante ya que aparece en otros segmentos aunque sea indirectamente. Un oftalmólogo aparte de realizar sus revisiones de vista en su consulta como es normal, tiene un pequeño añadido. Con una maquina de su "otra" empresa consigue extraer a sus pacientes lo que ellos ven, sus vivencias. Aquí estamos ante uno de los más originales de esta antología de terror, pero precisamente de terror bien poco. Una lástima.

Touch: Emily Hagins dirige otro fragmento con pocas dosis de terror, donde el suspense es lo que predomina. Un niño ciego tiene un accidente de coche con sus padres. Estos quedan seriamente heridos y es entonces cuando el chico tendrá que ingeniárselas para pedir ayuda. Pronto descubrirá que lo que parecía un accidente realmente no lo era... La actuación del chico es muy buena, pero el segmento está bastante cargado de tópicos y no sorprende en ningún momento.

Taste: De la mano de Eric England llega uno de los mejores segmentos, con un final sublime cargado de sangre y que eleva un poco esta antología que estaba empezando a entrelazar varios géneros que no son el terror. El protagonista se dirige a una entrevista de trabajo, pero al llegar allí empezamos a ver personajes de otros segmentos, personajes de dudosa moralidad para ser exactos. Parece que se ha metido de lleno en la boca del lobo. Cuando empieza su entrevista las cosas empezaran a ponerse algo tensas, hasta que se acaban por ir de las manos y empieza el festín. Gore y originalidad definen este segmento.

Hearing: El último segmento es también el único co-dirigido, los encargados son Jesse Holland y Andy Mitton. Es también el que sobresale del resto por ser bastante diferente, nos encontramos con un segmento found-footage. Donde encuentran una cinta que supuestamente al visionarla puedes morir, ¿os suena esto? la cinta, ni asusta, ni impacta, además de contener "censura" para que no acabemos muertos, yo de lo único que tenía miedo en ese momento era de dormirme. Sin duda estamos ante la más floja de las cinco historias, que le da un broche que no merece esta antología de terror.

Un pequeño balance de todo esto, dos cortos a muy buen nivel, dos cortos decentes pero algo alejados de la temática del terror y un corto para olvidar. ¿Recomendable? Sí, ya que realmente solo tiene un corto de suspenso total, y solo por ver los segmentos de Smell y Taste vale la pena.

Firma: Omar Parra.