Buscador

Translate

Medio Oficial

domingo, 19 de mayo de 2013

9-9-81 review


Título original: 9-9-81

Año: 2012

Duración: 80 min.

País: Tailandia

Director: Sivalat Phawilairat, Pitak Rueangrotsin, Adirek Phothong, Siripon Prasatthong, Oliver Woonsan, Seree Lawchonnabot, Nuttorn Kangwanklai, Thanyawan Mepnom, Pirun Anusuriya, Rapeemon Chaisayna, Disporn Sampattawanit, Kiattisak Wibunchat

Fotografía: Khanathip Chaiyawan, Pumin Chinaradee, Sitthipong Krongthong, Thamjaroen Promphan, Peerawat Sangklang, Pongchaiphat 'Woodie' Sethanand, Prayuk Sethonggoon, Nikorn Sripongwarakul, Saran Srisingchia

Reparto: Patitta Attayatamavitaya, Supachai Girdsuwan, Setsit Limkasitdej, Thiti Vechabul


Una bonita manera de contar algo mil veces visto.

Partiendo de una premisa demasiado explotada, sobretodo todo un clásico en el cine asiático, hablamos de fantasmas. Lo bueno de 9-9-81 es la manera de contarnos su historia. Pues estamos ante una antología de terror pero con la particularidad que cada director nos va contando la historia principal desde el punto de vista de los diferentes protagonistas que aparecen en ella. Esto es una ventaja y una desventaja, ya que hay momentos que te pierdes, y puedes pasarte varios segmentos sin entender nada hasta que vas hilando la trama, con esto consigue atraparnos y nos hace crecer en interés, pero como decía también es una desventaja ya que no a todo el público le gusta que jueguen con ellos como lo hacen en esta cinta.

Una joven prometida se lanza desde lo alto de su bloque de pisos. Todo lo que rodea a este suicido es un completo misterio, gente que parecía muerta no lo está, gente en la quien confiabas finalmente no lo eran tanto. Una serie de coincidencias y hechos se dieron para que esta joven desesperada terminara lanzándose al vacío. Pero su espíritu no está en paz, ahora la venganza la ha hecho quedarse en nuestro mundo y necesita saber la verdad para poder descansar en paz. Nuestra protagonista no se detendrá ante nadie incluso después de muerta.

Doce directores se unen para contarnos con 9 segmentos distintos una misma historia, una idea genial pues el contraste entre los diferentes directores es más que evidente dando al conjunto un aire fresco en su manera de contarnos los sucesos, tenemos desde momentos de terror y sustos de lo más clásico, hasta momentos de puro drama, y hasta thriller puro y duro cuando nos ponemos en la piel del detective que está llevando el caso.

The Waiter dirigido por Sivalat Phawilairat, cuenta como uno de los chavales que viven en el bloque de edificios ve caer a la mujer suicida, la cual giraran las demás historias a su alrededor.

The New Tenant dirigido por Pitak Rueangrotsin, nos cuenta lo que le sucede al nuevo inquilino del piso donde una vez vivió la muchacha suicida, la historia mezcla las fantasías del protagonista ya que es dibujante de comics con las visiones fantasmales que aparecen en el apartamento.

Friend dirigido por Adirek Phothong y Siripon Prasatthong, personalmente vi en este uno de los segmentos más importantes narrativamente, ya que nos cuenta el por qué del suicido. Técnicamente es algo flojo, los efectos especiales son bastante ridículos hacia el final.

The Lover dirigido por Oliver Woonsan, otro de los más importantes, aquí descubrimos como se conoce la protagonista con su novio y aparece aquí otro de los motivos del suicidio, poco terror en este segmento.

The Maid dirigido por Seree Lawchonnabot, sin duda aquí disfrutaran los amantes de las historias de fantasmas, algo pobre narrativamente pero repleto de sustos, mención especial a la señora de la limpieza, que gran personaje.

Mother dirigido por Nuttorn Kangwanklai y Thanyawan Mepnom, esta parte es más drama que otra cosa, pero muy importante para entender más la historia principal, aquí seguiremos los pasos de la madre de la mujer suicida.

The Groom dirigido por Pirun Anusuriya, otro segmento de drama y fantasía, aquí podremos ver al mejor amigo de la víctima y como honra su muerte, concediéndole su último deseo antes de morir.

Old Soldier dirigido por Rapeemon Chaisayna, muy parecido al segmento de Mother, pero esta vez seguimos los pasos del padre de la mujer suicida, drama sin más pero también importante para la historia principal.

Old Dog dirigido por Disporn Sampattawanit y Kiattisak Wibunchat, la última parte de la película se centra en el investigador del caso, un hombre con problemas de alcohol que hará todo lo posible por descubrir la verdad tras el suicidio. Buen segmento que cierra con broche de oro el film.

Es evidente que la calidad de todos no puede ser la misma, pero el conjunto me ha parecido que cumple su cometido. Con esto quiero decir que entretiene pero no estamos ante ninguna maravilla. Si os gustan las historias de fantasmas sin duda vale la pena visionar esta película, es una manera diferente de contarnos lo mismo de siempre.

Firma: Omar Parra.