Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 29 de enero de 2013

Hidden in the Woods review


Título original: En las afueras de la ciudad

Año: 2012

Duración: 95 min.

País: Chile

Director: Patricio Valladares

Guión: Patricio Valladares, Andrea Cavaletto

Música: Rodrigo Huepe, Daniel Persson, Maximiliano Soublette, Patricio Valladares

Fotografía: Thomas Smith

Reparto: Siboney Lo, Renato Munster, Nicole Pérez, Carolina Escobar, François Soto, Domingo Guzmán, Daniel Antivilo, José Hernandez


Terror salvaje y sin adornos.

Desgraciadamente la realidad supera casi siempre a la ficción. No voy a ponerme a explicar ahora casos concretos, pero muchas veces nos quedamos atónitos cuando leemos cierto tipo de noticias. De tanto conocer hechos luctuosos llega un momento en que ya no nos sorprende absolutamente nada, estamos como inmunizados. No obstante hay cierto tipo de sucesos que, al menos por mi parte, nunca podremos digerir del todo. Me estoy refiriendo al abuso de menores. Cuando estos abusos son realizados por los propios padres, la cosa alcanza la cima de la repulsión. Y esto pasa aquí, en la China, en Tanzania y hasta en Chile. Sí Chile, ese país que está en el culo del mundo según las propias palabras de muchos amigos chilenos, que nadie se ofenda, de todos es sabido el sabio sentido del humor de ese precioso país.

En alguna ocasión he comentado la influencia que tiene a la hora de rodar una película, la idiosincrasia del lugar donde se rueda. Estaréis de acuerdo conmigo que no es lo mismo ver una película alemana que una japonesa o española. Tenemos que hacer un esfuerzo extra cuando la película proviene de países de los cuales no estamos acostumbrados a consumir su cine. Es el caso de Chile. País tan próximo en ciertos aspectos pero tan lejano en otros. De todas maneras si el producto final es bueno se hace universal. No es el caso de esta película. Para poder digerirla en toda su plenitud hay que estar dotado de ciertos poderes de los cuales yo carezco, empezando por los diálogos, casi incomprensibles. La historia, no obstante se salva por su truculencia, por saber mezclar sabiamente temas tan delicados como la pederastia, el incesto y el canibalismo.

Uno se cansa de amar.
Uno vive y se ha de ir.
Soñar. ¿Para qué soñar?
Vivir. ¿Para qué vivir?

Eso escribía el maestro Pablo Neruda y no sin razón. Delante de algunas situaciones no podemos dejar de preguntarnos ¿para qué vivir?

En una remota zona de Chile dos hermanas tratan de sobrevivir al horror de un padre que abusa de ellas. Éste es traficante de drogas, acabando en la cárcel al cargarse a dos policías de una manera un tanto peculiar. El miedo hace que las chicas y un hermano un poco rarito huyan hacia bosque.

Peculiar film de Patricio Valladares que cuenta entre sus mayores logros la historia, que está basada en un hecho real. El guión, del propio Patricio Valladares y de Andrea Cavaletto, resulta muy explícito y pretende ser muy realista. Nos lleva de la mano mostrándonos de manera salvaje la parte más oscura de la trama. Eso tiene su parte buena, evidentemente ésta es la de los amantes del gore, y su parte mala por no dejar nada a la imaginación. En cuanto a las interpretaciones son muy irregulares, destacando entre ellas, las de Daniel Antivilo en el papel de padre, acongoja un poco su actuación, y José Hernández en el de Manuel, el hermano. El resto son pasables, desde unos sicarios muy irreales, hasta unas chicas demasiado buenas para hacer según qué cosas, en mi opinión. La fotografía de Thomas Smith es magnífica, de lo mejor de la película. Hacer mención también de los interesantes movimientos de la cámara en las escenas de acción. Cortantes y de poca duración, consiguen un efecto perfecto de movimiento angustiante.

Para acabar decir que es una cinta que gustará a los amantes de la parte más truculenta del cine de terror. Por sus escenas escabrosas, por los litros de sangre que corren, por las situaciones absolutamente macabras… Parece un buen coctel ¿no? Lo dejo en vuestras manos, yo intenté buscar algo más que no encontré, pero no me hagáis mucho caso, estoy seguro que gustará a mucha gente. Palabra de un caníbal retirado.

Firma: Josep M. Luzán.