Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 5 de octubre de 2012

V/H/S review


Título original: V/H/S

Año: 2012

Duración: 116 min.

País: Estados Unidos

Director: Adam Wingard, Glenn McQuaid, Radio Silence, David Bruckner, Joe Swanberg, Ti West

Guión: Simon Barrett, Glenn McQuaid, Matt Bettinelli-Olpin, Tyler Gillett, Justin Martinez, Chad Villella, David Bruckner, Nicholas Tecosky, Ti West

Fotografía: Andrew Droz Palermo, Victoria K. Warren

Reparto: Joe Swanberg, Adam Wingard, Sophia Takal, Kate Lyn Sheil, Calvin Reeder, Lane Hughes


El resultado de juntar a 6 prometedores directores del género: Creepshow del siglo XXI

La formula ya estaba inventada, pero hasta el momento en formato serie. Teníamos Masters of Horror y Fear Itself. Ahora nos llega V/H/S, que de forma muy acertada nos presenta seis mini historias, todas variadas y a cada cual mas macabra y sangrienta. Lo mejor de todo que la calidad del producto no se resiente en ninguna de ellas y mucho menos en conjunto. Hay que decir que el punto en común en toda la cinta es que esta todo rodado con cámara subjetiva lo que le da un toque real e inquietante al conjunto muy logrado.

V/H/S narra la historia de cuatro amigos los cuales se dedican a joder un mundo ya de por si jodido. Roban, violan y destruyen a la vez que todo queda grabado por una cámara que siempre llevan encima. Una noche les ofrecen el fácil trabajo de entrar a una casa donde un anciano custodia unas cintas vhs, aun sin saber que contienen el trabajo parece de lo más fácil y lo mejor es que pagan bien. Pero todo cambiara una vez entren en la casa del anciano y empiecen a visionar el contenido de las cintas...


Todo parte de una historia que es el nexo de unión con el resto titulada Tape 56, y el responsable de esta es Adam Wingard. Tal vez sea la más floja de las historias, pero también tiene la responsabilidad más grande de todas ellas, y en parte sale victoriosa en su difícil cometido. Y es cierto que al estar dividida entre varias partes uniendo así el resto, el ritmo de Tape 56 acaba resintiéndose. Y cuando por fin arranca y empiezan a suceder cosas interesantes, llega a su fin precipitadamente.


Una vez presentada la historia central llega Amateur Night, del director David Bruckner, una sórdida historia de vampiros. Hay que destacar sin duda los efectos especiales de este segmento muy logrados. Y lo más difícil, que una historia de vampiros sorprenda a estas alturas donde todo está inventado. Todo se centra en un grupo de amigos que deciden pasar una noche inolvidable, para eso han conseguido unas gafas con cámara incorporada y están listos para grabar una cinta amateur con algunas de las chicas de un local de copas. Aunque las chicas no sé si en realidad comparten los mismos intereses sexuales...


Ahora toca hablar de la historia que más se sale de la línea marcada en el film. Y como no podía ser de otra el creador de ello es Ti West, el tan querido por muchos y odiado por otros cuantos, aunque si una cosa tiene este director es que ninguna de sus películas deja indiferente a nadie. Second Honeymoon se centra en el viaje que realizan una pareja, Sam y Stephanie, por carreteras americanas. Tras recibir la una predicción de futuro en la cual dice a Stephanie que conocerá a una persona, se van a dormir... a partir de esa noche sus vidas cambiaran.


Es el momento para Tuesday the 17th, de Glenn McQuaid. Un grupo de cuatro amigos van a pasar el fin de semana a la casa de campo de una de ellos. Una vez allí, nuestra protagonista empieza a contar al resto del grupo una historia sobre muerte y asesinatos. Todo muy confuso ya que empieza a soltar trozos de la historia en diferentes momentos, sin motivo aparente. El problema viene que el resto no le hace caso a esa historia y poco a poco irán cayendo victimas de algo o alguien. Muy original la historia que se nos presenta y que perfectamente se podría desarrollar más hasta convertirla en un largo. Lástima que precisamente esto acabe por pasar factura de forma que al terminar queden bastantes preguntas en el aire. Quien sabe... ¿en un futuro tal vez?


El director Joe Swanberg, nos trae The Sick Thing That Happened to Emily When She Was Younger, que tiene la peculiaridad que toda la historia la vemos desde la cámara de un PC que está conectado vía Skype. Emily está alejada de su novio James, para remediar esto hablan todos los días por video chat. Pero Emily desde que llego a esa casa siente que una fuerza paranormal la persigue. James intentara tranquilizarla pero su pánico y paranoia irán en aumento, hasta que finalmente... Lo mejor sin duda de esta historia es su final, simplemente rompedor. La típica historia de fantasmas y casas encantadas, no tan típica después de todo.


Matt Bettinelli-Olpin, Tyler Gillett, Justin Martinez y Chad Villella son los componentes de Radio Silence y debutan como directores con el segmento final titulado 10/31/98. Tres amigos han sido invitados a una fiesta de Halloween, pero al llegar a la casa, está totalmente vacía. En un primer momento piensan que es una broma o simplemente por las extrañas cosas que encuentran en ella piensan que es una especie de pasaje del terror. La verdadera fiesta la encontraran en la última habitación que visitan justo cuando iban a abandonar esa aburrida casa. Sin duda esta historia final goza de los mejores efectos especiales, aunque el conjunto de V/H/S ya había mantenido un nivel muy alto, se nota que 10/31/98 esta un paso por encima. Cosa de agradecer ya que es el más ambicioso a la hora de mostrar la acción, y con esto consiguen que verdaderamente parezca real toda la acción.

¿El resultado de todo esto? Convierte a este film en algo imprescindible para todo amante del terror, sin duda es una de las películas del año y que agradara a todo el mundo, gracias a su gran ritmo y a sus variadas historias, que pese a casi sus dos horas de duración en ningún momento se vuelve pesada o monótona. Mientras el mundo espera a The ABCs of Death, ya le ha aparecido un durísimo competidor, sentaros y disfrutad del terror en su estado más puro.

Firma: Omar Parra.