Buscador

Translate

jueves, 29 de enero de 2015

The Human Race review


Título original: The Human Race

Año: 2013

Duración: 87 min.

País: Estados Unidos

Director: Paul Hough

Guión: Paul Hough

Música: Marinho Nobre

Fotografía: Matt Fore

Reparto: Paul McCarthy-Boyington, Eddie McGee, Trista Robinson, B. Anthony Cohen, Brianna Lauren Jackson, Celine Tien, Fred Coury, Ian Tien, J. Louis Reid. Noel Britton, Richard Gale, T. Arthur Cottam


Buen desarrollo de los personajes, mala producción.

The Human Race es la primera película del director Paul Hough, y nos ofrece un ejercicio reflexivo sobre la especie humana. De los diferentes comportamientos que se pueden adoptar, agresiva, reflexiva, traicionera... De hecho, el título se puede traducir tanto como “La carrera humana” como “La raza humana”.

90 personas despiertan en una especie de circuito circular, escuchan una voz que les explica las diferentes reglas, si infringen cualquiera de ellas, morirán. Deben correr hasta que solo quede uno de ellos. El motivo y quien lo hace son un completo misterio.

Los parámetros y ambiente del largometraje recuerdan sin muchos problemas a otras películas como Battle Royal, Cube o Saw, aunque es casi un calco de la novela “La gran marcha” de Stephen King. En todas ellas ponen a un grupo de personas en una situación límite con el que desarrollar a unos personajes que van cogiendo matices en lo que avanza el metraje.

Sus mejores bazas se basan en eso mismo, en un más que correcto desarrollo de los diferentes corredores, especial mención a la pareja de sordomudos con largas conversaciones entre ellos mediante el lenguaje de signos. Son de largo los más dramáticos, saben que es más que probable que mueran y eso da pie a reflexiones y deseos que albergan. En cambio, el peor apartado es el bajo nivel de producción, se conoce que es una película de muy bajo presupuesto pero en cuanto se acaban los diálogos y empiezan escenas de más acción el nivel baja en picado hasta llegar a ser una producción prácticamente amateur. No mejora el nivel musical que no pasa de simples samplers y sintetizadores.

Paul Hough dirige su primer largometraje tras algún documental y un par de cortometrajes, le veo más potencial con películas íntimas, donde da escenas bastante interesantes todo y ser conversaciones intrascendentes que con películas de acción como esta. También habría que verlo con unos cuantos dólares más de presupuesto que en esta producción. Eddie McGee (The Angel, God's Pocket) digamos que sería el personaje con más peso aunque puede desaparecer durante bastantes minutos. Bastante correcto trabajo del actor que como curiosidad, la pierna que le falta es completamente real. Buen trabajo también de Trista Robinson (Marin Blue, Zombie Ed) que interpreta a la chica sordomuda, una escena en particular que ocurre dentro de un túnel que es bastante cruda.
miércoles, 28 de enero de 2015

El Festival Nits de Cine Oriental va tomando forma presentando las primeras novedades


La duodécima edición del Festival Nits de Cine Oriental va tomando forma y ya se pueden desvelar algunos de sus secretos. Por ejemplo, las fechas en las que se celebrará, del 14 al 19 de julio, o el país protagonista, que este año será la India. De la tierra del bollywood y el curry también llega la encantadora Naja Naja, la cobra que dará vida a la imagen del certamen. Otra novedad de este 2015 es la creación de una línea editorial especializada en cine asiático que arrancará con un libro dedicado a los westerns asiáticos. Y en cuanto a la programación, no os avanzaremos ningún título, pero en el canal de Youtube de las Nits encontrareis un teaser para jugar a las adivinanzas.

El cine indio, tanto el independiente como las superproducciones; su gastronomía y sus variadas y espectaculares danzas han estado siempre muy presentes en las diferentes ediciones de las Nits pero nunca hasta ahora habían disfrutado del papel relevante que da ser el país protagonista del certamen. Con cerca de un millar de películas al año, la India es el primer productor de cine del mundo.

Ir al cine en la India es un acontecimiento social de primera magnitud y los espectadores participan activamente en la película como se ha podido comprobar en alguna ocasión en las sesiones al aire libre de las Nits en la Bassa de los Hermanos. Su cine ofrece una gran variedad de géneros y sus superestrellas son veneradas dentro y fuera de las fronteras del país.

No faltan motivos para hacer de la India el país protagonista de las Nits, pero si alguien quiere más también hay que destacar la presencia en Osona de una numerosa y activa comunidad india que a través de la Asociación Social y Cultural de la India hace años que participa en el festival. Es también, pues, un reconocimiento a su labor.

Encantados por Naja Naja

La cobra india, famosa por las dos manchas en forma de gafas dibujadas en su espalda y por el capuchón que despliega alrededor de la cabeza cuando está excitada o amenazada, es respetada y temida a la vez en la India, y tiene su propio espacio en la mitología hindú como poderosa deidad.

Pero Naja Naja, como también se la conoce, es célebre sobre todo por su balanceo dentro de una cesta de mimbre al sonido de la flauta de los encantadores de serpientes. Un movimiento fascinante y sensual que esperamos que cautive a un gran número de público y lo conduzca hasta las Nits de Vic.


lunes, 26 de enero de 2015

Bloodsucking Bastards una nueva comedia vampírica muy prometedora


Tercer film y más ambicioso del director Brian James O'Connell. Nos presenta una terrorífica comedia sobre vampiros titulada Bloodsucking Bastards. Su estreno mundial tuvo lugar el pasado el pasado mes de enero durante el Slamdance Film Festival, celebrado en Estados Unidos. Sin fecha de estreno en ningún territorio, arranca su ronda por festivales de todo el mundo. Creemos que tiene todos los ingredientes para triunfar sin duda alguna.

La oficina empieza a cambiar en cuanto llega el nuevo manager de ventas, todo se vuelve más frio, más oscuro... y es que su nuevo jefe resulta ser un chupasangre, sí, nuestros improvisados héroes tendrán que verse las caras no solo con su tedioso trabajo, sino con su nuevo jefe vampiro y una horda de ex compañeros convertidos ahora en seres de la noche.

Bloodsucking Bastards cuenta con varias caras conocidas entre sus filas como Fran Kranz (La cabaña en el bosque), Pedro Pascal (Juego de tronos) o Joel Murray (Armados y cabreados). Muchas risas y mucha sangre es lo que parece nos espera en esta cinta, que recuerda al menos en su humor a Zombies Party. Seguro que pronto tendremos noticias de este prometedor film por alguno de los numerosos festivales que pueblan España.


The Atticus Institute review


Título original: The Atticus Institute

Año: 2015

Duración: 92 min.

País: Estados Unidos

Director: Chris Sparling

Guión: Chris Sparling

Fotografía: Alex Vendler

Reparto: William Mapother, Rya Kihlstedt, Hannah Cowley, John Rubinstein, Erich Lane, Gerald McCullouch, Sharon Maughan, Anton Narinskiy, Suzanne Jamieson

Posesiones vintage con un poco de trampa.


Películas de posesiones se han hecho a docenas, algunas basadas en hechos reales y otras que son pura ficción, casi todas pecan de ser un poco repetitivas y cuesta diferenciarlas las unas de las otras un tiempo después de verlas. The Atticus Institute busca su propio lugar simulando un falso documental plagado de imágenes de archivo y entrevistas en el presente. Su buena factura logra hacerse interesante, pero una vez terminada te das cuenta que lo ha logrado por los pelos.

El doctor Henry West junto con otros colegas científicos crean un laboratorio en 1970 para investigar casos de telequinesis, clarividencia y parapsicología. Al cabo de unos años se encuentran con su mayor desafío, una mujer con unos síntomas tan extremos que incluso el ejército se interesa por el caso.

La película está narrada a saltos entre el presente con entrevistas a los científicos, familiares y durante la época de los sucesos con videos de archivo y documentación. La ambientación es total y muy lograda, prácticamente de lo mejor de la película, la tecnología que usan, las técnicas que utilizan, y evidentemente la estética de todo lo que se ve rezuma años setenta por todas partes.

Personalmente a la película le veo dos problemas. El primero es la técnica que tanto prolifera en el cine de terror de los últimos 20 años, y son las subidas de volumen en el momento clave y que por fuerza te asustan. Y si encima la película repite la misma técnica una y otra vez estas temiendo más por el susto sonoro que por la acción de la escena, y eso lo veo como un error. Y más grave es en esta película ya no por las veces que lo repiten si no porque en principio lo que estás viendo son videos reales con producción musical nula. Es decir, ¿el golpe de sonido ocurrió en ese momento? ¿o un editor cachondo los puso en un video donde se ve a gente sufriendo? Me pareció poco lógico.

El segundo es el esquema un tanto repetitivo de las secuencias, sin querer destripar demasiado, los experimentos con la paciente tienen la misma mecánica. Cada vez van a más pero las conclusiones son las mismas, y estas conforman casi la totalidad del metraje. Y siguen siendo interesantes pero en la mayoría no explican nada nuevo.

Chris Sparling debuta en solitario en la dirección, la inmersión en el modo documental es total salvo por un detalle que comentaré más adelante, logra un par de escenas realmente efectivas con muy poco (la escena de las cámaras de seguridad con la paciente durmiendo es realmente buena). Rya Khilstedt (La criatura, Deep Impact) interpreta a la pobre paciente, muy buena interpretación, puedes sentir pena por ella y en la misma escena temerla con un simple cambio de mirada. Prácticamente no habla salvo gritos y balbuceos, y aun así logra transmitir DE TODO. El detalle que decía antes es en la elección de William Mapother para el papel de Henry West, hace un buen papel de sobre todo “tío que está flipando” pero el problema es que interpretó al personaje de Ethan en Lost, automáticamente ya sabes que estás viendo ficción.
jueves, 22 de enero de 2015

Backcountry review


Título original: Backcountry

Año: 2014

Duración: 92 min.

País: Canadá

Director: Adam MacDonald

Guion: Adam MacDonald

Música: Frères Lumières

Fotografía: Christian Bielz

Reparto: Missy Peregrym, Eric Balfour, Nicholas Campbell, Jeff Roop, Melanie Mullen, Ashley Nay


La naturaleza, a veces, no es nuestra amiga.

Hablando en términos generales, y trasladando el término inglés, podríamos decir que una backcountry es una remota región geográfica, sin desarrollo, que está aislada y de difícil acceso. Esto implica que no es accesible en vehículo, de una altitud relativamente elevada y que no está normalmente habitada por humanos.

Como su nombre indica, este film canadiense nos mete en una de esas regiones, bellísima por cierto. Tenemos la suerte de que toda su duración se desarrolla en exteriores, así podemos admirar los esplendorosos bosques de Ontario, con sus más voluminosos habitantes, aunque os aconsejaría, si algún día decidís ir, que no os acerquéis demasiado, están un poco hambrientos.

Una pareja, Alex y Jenn, deciden pasar unas vacaciones en un paraje inhóspito solamente accesible a través de un lago. Él es un amante de la naturaleza bastante experimentado, ella, de oficio abogada. La primera noche tienen un encuentro inesperado con Brad, un guía local. Que parece que solo tiene ojos para Jenn. A partir de este incidente Alex decide que hay que acelerar para llegar a su destino, Blackfoot Trail. Desgraciadamente se pierden en la inmensidad boscosa empezando una lucha salvaje por la supervivencia, donde está en juego tanto su vida como su precaria relación de pareja.

Interesante obra de Adam MacDonald, que aquí abandona su larga trayectoria de actor, mayormente en el medio televisivo, para introducirse en el mundo del largometraje, tanto en la dirección como en el guión. Le sale sobradamente bien.

Esta apuesta tiene ciertos aspectos que valdría la pena hablar. Empezamos comentando su ligero pero claramente perceptible parecido con la rompedora The Taking de Cezil Reed y Lydelle Jackson, tanto en el aspecto paisajístico como musical, aunque MacDonald sabe suavizar sabiamente lo extremo de esa producción. Otro elemento que incrementa el deseo de compararlas es el mito de Caperucita Roja que en Backcountry queda un poco más diluido, sin duda por la personalidad de la actriz que interpreta a Jenn, Missy Peregrym, que está fantástica en el papel de Jenn, y que poco a poco va tomando las riendas de la historia.

Jeff Roop, el otro protagonista, cumple sobradamente con su papel de novio ultra-eficiente, su naturalidad da al film una credibilidad que tanto por la historia como por las situaciones se nos antoja algo difícil.

El apartado de los efectos especiales, que incluyen ciertos ligeros toques gore, es uno de los aspectos más flojos de esta producción. Son muy comedidos y suaves. Echamos a faltar algo más de mala leche, aprovechando la angustia que puede provocar la soledad de unos personajes en un hábitat tan salvaje. Esto hace que pierda también algo de frescura y verosimilitud.

Es obligatorio hablar de la música obra de Frères Lumières. Por llamarla de alguna manera sería rompedora, fresca, que hace vibrar, y que no esquiva cierto toque de rock duro altamente recomendable para este tipo de films. No sabemos por qué, pero ese estilo musical es muy utilizado en estas cintas, ¿será para contrarrestar la insoportable belleza?

No podemos pasar por alto la excelente fotografía de Christian Bielz, que retrata esos parajes de manera magistral, redondeando todo esto con unos primeros planos impactantes.

Ganador del concurso de 1 Blu-ray de La Matanza de Texas edición 40º Aniversario


Ya tenemos el ganador de 1 Blu-ray de La Matanza de Texas edición 40º Aniversario.

Ugho Garci

Muchas gracias a tod@s por participar!
miércoles, 21 de enero de 2015

El Festival de Terror de Sabadell desvela algunos de los títulos presentes en esta edición


Ya queda menos de un mes para el Festival de Cine de Terror de Sabadell y empezamos a saber algunos de los títulos que formarán la programación de esta edición como El Más Allá de Lucio Fulci (1981), el film que ha inspirado la temática de las casas encantadas de este año, y Asmodexia de Marc Carreté (2014) y que juntamente con la obra de Fulci, son las películas estrella de la Maratón Clásica del viernes 20 de febrero. Como cada año, la Maratón Clásica tendrá lugar en la Fabrica Estruch de Sabadell, después de la presentación de esta edición del Festival.

Otra de las películas también presente este año es La Semilla del Diablo de Roman Polanski (1968) que se podrá ver el jueves 19 en dos sesiones, organizadas en colaboración con el Cineclub de Sabadell.