FrightFest - Dog Soldiers review

Cooper, Wells, Spoon y otros soldados, forman equipo para un ejercicio militar rutinario en los bosques de Escocia. Lo que a priori parece ser algo fácil para entrenarse se convierte en una autentica pesadilla cuando empiezan a notar una presencia extraña en los bosques, que deja sangrientas huellas a su paso…

Título original: Dog Soldiers

Año: 2002

Duración: 105 min.

País: Reino Unido

Director: Neil Marshall

Guion: Neil Marshall

Música: Mark Thomas

Fotografía: Sam McCurdy

Reparto: Sean Pertwee, Kevin McKidd, Emma Cleasby, Liam Cunningham


Festín de tripas y vísceras en la que fue la primera película de Neil Marshall.

Así empezaba su andadura Neil Marshall en el mundo de los largometrajes, con una película que podríamos calificar de “pequeña” ya que ni siquiera se estrenó en salas en muchos territorios (entre ellos Estados Unidos) si no que fue directa a DVD, pero que sin embargo fue grande para muchos por su sentido del humor, su violencia y las carnicerías que nos regaló. Se paseó por varios festivales, incluyendo Sitges, y se alzó con varios premios en muchos de ellos.


Cooper, Wells, Spoon y otros soldados, forman equipo para un ejercicio militar rutinario en los bosques de Escocia. Lo que a priori parece ser algo fácil para entrenarse se convierte en una autentica pesadilla cuando empiezan a notar una presencia extraña en los bosques, que deja sangrientas huellas a su paso…

Dog Soldiers marcó para Marshall el inicio de una carrera que no ha parado. Desde películas tan míticas como The Descent (2005) que siguió a la que hoy nos ocupa, o la reciente Hellboy (2019) pasando por incursiones en la televisión dirigiendo capítulos de Juego de Tronos o Westworld, Marshall se hizo un hueco en el panorama gracias al acierto de su primera película. Además, en su 20 aniversario está disfrutando de haber sido remasterizada en 4K para gozo y disfrute de los fans y de los que la vayan a descubrir por primera vez.

Probablemente estemos ante la mejor película de su director hasta la fecha junto con The Descent (Review). En esta película hay elementos similares a pelis como La Cosa (1982), donde un grupo de hombres se encuentra enfrentándose a algo que no pueden comprender, que les destroza literalmente, y que se los va cargando como moscas, pero con un humor socarrón. La tensión, lo grotesco, los festivales de tripas y las bestialidades tipo “vamos a pegar estas vísceras con superglue” la convierten en algo digno de ver. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, cuando una ópera prima nos trae tanta cosa buena, la verdad es que tendemos a perdonar los fallos.


Con varias caras conocidas en el cast, como Sean Pertwee, Kevin McKidd, y Liam Cunningham, estamos ante una especie de clásico con aires old-school y olor a video que sigue funcionando bien, y que merece un visionado. Los efectos especiales tienen ese toque añejo que tanto mola.

Pronto veremos la nueva obra de Marshall, The Lair, que parece que nos trae también a un pelotón de soldados en apuros, por lo visto volvemos a los orígenes. Ojalá sea tan entretenida como esta.

Firma: Sonia Antorveza.
@bunyolsdesucre

🎬 VOD