Sitges - La Abuela review

Susana (Almudena Amor) vive en París y trabaja como modelo. Un día, recibe la terrible noticia de que su único pariente cercano, su abuela (Vera Valdez) ha sufrido un derrame cerebral y se encuentra hospitalizada. Susana vuelve a Madrid para cuidar de ella y se encuentra a una mujer que ya no se vale por sí misma y que parece haberse convertido en alguien diferente...

Título original: La Abuela

Año: 2021

Duración: 100 min.

País: España

Director: Paco Plaza

Guion: Carlos Vermut, Paco Plaza

Música: Fátima Al Qadiri

Fotografía: Daniel Fernández Abelló

Reparto: Almudena Amor, Vera Valdez, Karina Kolokolchykova


Los terrores del paso del tiempo.

La vejez y el inexorable paso del tiempo (hablábamos hace poco de ello en la review de Tiempo de Shyamalan) son temas bastante terroríficos. En esta historia, Carlos Vermut y Paco Plaza que coescriben la película, hacen hincapié en esos elementos reflejados en un ser querido, y en tener que acompañarle y cuidarle cuando esa vejez se hace ya insoportable. En ese sentido, puede tener resonancias con Amor de Haneke o con la más reciente Relic. Pero no es ni tan perfecta como la primera ni entretenida como la segunda.


Susana (Almudena Amor) vive en París y trabaja como modelo. Un día, recibe la terrible noticia de que su único pariente cercano, su abuela (Vera Valdez) ha sufrido un derrame cerebral y se encuentra hospitalizada. Susana vuelve a Madrid para cuidar de ella y se encuentra a una mujer que ya no se vale por sí misma y que parece haberse convertido en alguien diferente...

A Susana parece que solo la ha querido una persona en su vida y esa ha sido su abuela (interpretada aquí por Vera Valdez que fue musa de Chanel, y que ha rodado la peli con 85 años en plena pandemia). Pero el amor que sentimos por alguien, cuando esa persona cae enferma y es absolutamente incapaz de valerse por sí misma puede tornarse en una losa. O como le sucede a la protagonista en miedo. Miedo a la criatura en la que se ha convertido su abuela y a la oscuridad que desprende. Por ese lado podemos conectar con lo que se nos quiere contar y usar el género de terror para explicar algo así es una muy buena idea. De la mano de Paco Plaza a priori tenía que salir bien, pero la historia no acongoja y no da miedo. Ni pizca en mi opinión. Y tampoco me compunge que la relación de Susana y su abuela se fracture, no me llega ni me crea emociones de ningún tipo. Quizás la personalidad de Vermut se impone en muchos momentos, y no es para nada algo malo, pero provoca un mix de dos estilos que tal vez no han acabado de casar al cien por cien.


A destacar las interpretaciones de ambas protagonistas, que están muy bien en sus respectivos roles. Y como curiosidad, contaros que Paco Plaza compartió con nosotros que esta era una historia que tenía muchas ganas de escribir, pero que no acababa de dar con algo que le satisficiera. Y como come una vez por semana con su buen amigo Carlos Vermut, hablando, hablando... parió La Abuela.

Viniendo de Verónica, el listón estaba muy alto. Me quedo con Vallecas y Héroes, a pesar de que a priori soy más del Estopa que escucha Susana.

Firma: Sonia Antorveza.
@bunyoldesucre

🎬 VOD