Sitges - Visitante review

Marga tiene la cabeza llena de líos. Por un lado el naufragio de su matrimonio y por otro los recuerdos de una hecho familiar que marcó toda su vida. Para huir de todo esto decide pasar unos días en la casa familiar sin sospechar que pronto tendrá una experiencia con una entidad que se comunica con ella.

Título original: Visitante

Año: 2021

Duración: 99 min.

País: España

Director: Alberto Evangelio

Guion: Alberto Evangelio, Marcos Gisbert

Música: Carlos M. Jara

Fotografía: Guillem Oliver

Reparto: Iria del Río, Miquel Fernández, Jan Cornet, Sandra Cervera, Inma Sancho, Pep Ricart, Carles Sanjaime


El terror más natural.

Pasar del corto al largo es un camino que, aparte de complicado, supone un paso sin vuelta atrás. Es decir, una vez te vistes de gala tienes que continuar por el mismo camino. Por esto se explica el tiempo que transcurre hasta dar ese paso en muchos cineastas, aparte, claro está, de superar diferentes problemas como el de la financiación, por ejemplo. En el caso de Alberto Evangelio nos remontamos al 2010, año del rodaje de su primer trabajo en el formato corto, La Madre. Por el camino obras tan sorprendentes y de tanta calidad como La Cruz, de la cual ya tuvimos oportunidad de hablar en el 2012.


Teniendo en cuenta todo esto tenemos que valorar como se merece una obra tan cuidada y tan hecha con mimo como Visitante. Se ve en ella mucho amor al cine y el poner toda la carne en el asador. Esto, visto en un sentido extramuros de lo estrictamente cinematográfico, tiene mucha importancia. No es lo mismo que te faciliten tu trabajo hasta tal punto que solo te ocupes de la dirección que abarcar otros temas que requerirían un master en economía. Alberto Evangelio se ha tirado al río sin flotador, en el sentido de un riesgo que es de alabar, ya que explica una historia con giros de guion, pinceladas de gore y una manera muy tierna de rodar terror.

Marga tiene la cabeza llena de líos. Por un lado el naufragio de su matrimonio y por otro los recuerdos de una hecho familiar que marcó toda su vida. Para huir de todo esto decide pasar unos días en la casa familiar sin sospechar que pronto tendrá una experiencia con una entidad que se comunica con ella.

Para intentar analizar esta cinta tenemos que partir de la base de que cada director afronta, sobre todo en el género de terror, sus obras de manera totalmente diferenciada. Los hay que tiran por la comedia gamberra creando situaciones que provocan carcajadas y divertimento en general. Hay otros que tiran por el lado más oscuro sin importarles ni un pepino la opinión del sufrido espectador. Alberto Evangelio se decanta más por mostrarnos algo totalmente tierno, en el sentido que nos muestra situaciones que las podemos encontrar en cualquier familia de nuestro entorno. También contribuye a todo esto ciertas pinceladas domésticas que no hacen más que agrandar todo esto.


El guion, algo complicado por cierto, no escatima vueltas de tuerca o como lo queráis llamar perdiendo, en nuestra opinión, algo de frescura debido a esto. Situaciones algo más planas hubieran contribuido sin duda a que el público pudiera captar todo lo que el director y coguionista nos quiere explicar. De todas maneras, hay algo que podríamos denominar sello personal que queda reflejado en Visitante. Estamos hablando de calidad, y de esto va sobrado. Por faltarle quizás sería algo más de contundencia en según que situaciones que rodadas con algo más de mala leche, hubieran hecho subir el listón.

En las interpretaciones tenemos a Iria del Río, Miquel Fernández y a Jan Cornet en los papeles principales. Su principal mérito la naturalidad.

Vamos acabando ya. Visitante es una cinta que gustará a muchos tipos de público, entre ellos a los amantes del buen cine.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD