Sitges - The Execution review

Pasan los años, décadas incluso y la policía rusa sigue intentando atrapar al asesino en serie más prolifero que se conozca hasta la fecha. Hartos de tanta incapacidad la dirección general comunista decide enviar a uno de sus mejores agentes, un investigador con experiencia en maníacos, lo que este no puede imaginar, es que atrapar al asesino será el inicio del camino.

Título original: The Execution

Año: 2021

Duración: 130 min.

País: Rusia

Director: Lado Kvataniya

Guion: Lado Kvataniya, Olga Gorodetskaya

Fotografía: Denis Firstov

Reparto: Niko Tavadze, Daniil Spivakovsky, Yuliya Snigir


Un complejo baile de realidad y ficción que no dejará indiferente a nadie.

Lamentablemente son multitud los asesinos en serie que existen y han existido en la vida real, los que están registrados para la historia y todavía peor los que no lo están, o bien porque se desconoce que dichos crímenes corresponden a una sola persona o porque todavía no ha sido capturado dicho elemento. Dentro del género de los psycho killer tenemos una subcategoría propia que nutre de manera abrumadora la lista, los rusos. Pasad, sentaos y sed bienvenidos al ilustrado relato inspirado en alguno de estos negros personajes de la historia.


Pasan los años, décadas incluso y la policía rusa sigue intentando atrapar al asesino en serie más prolifero que se conozca hasta la fecha. Hartos de tanta incapacidad la dirección general comunista decide enviar a uno de sus mejores agentes, un investigador con experiencia en maníacos, lo que este no puede imaginar, es que atrapar al asesino será el inicio del camino.

No es de extrañar (reconocido en la entrevista que podéis leer en la web) que una de las películas preferidas de todos los tiempos del director Lado Kvataniya y coguionista con Olga Gorodetskaya sea Memories of Murder (2003) del maestro coreano Bong Joon Ho, ya que esta película rusa con sello propio made in la Unión Soviética bebe deliberadamente de este clásico moderno. No lo digo ni mucho menos como critica, seamos realistas, son las grandes películas las que nutren históricamente al resto del cine, salvo excepciones que después se conviertan también en cine de referencia, es una norma no escrita que se repite en el tiempo.

The Execution conjuga con acierto y en un mecanismo bien engrasado el thriller policíaco de investigador puro, con el horror de los asesinatos, la situación dentro de la politizada policía del momento, y ojo aquí, la subtrama a modo de golpe de efecto de algunos de los protagonistas que encontrará un más o menos valorado final cerrando absolutamente todas las líneas propuestas, lo cual es de agradecer y de compleja dificultad narrativa.

Como decía en la introducción, el “monstruo” al que persigue la policía en este caso de asesinatos brutales es una creación inspirada propiamente en asesinos reales como El destripador de Rostov y en una parte ficticia creada por los guionistas. Una combinación muy inteligente desde mi punto de vista, pues con esta base de sorprendente y escalofriante realidad se puede contar la historia ficticia sin necesidad de seguir ningunos hechos reales concretos, con total libertad, dotando de mucha plástica a sus creadores que no han dejado pasar la oportunidad especialmente en la parte final.


Historias que recurrentemente y queramos o no, nos llaman la atención, no entendemos el por qué de tanta maldad nos genera cierto interés humano y que a menudo salvo excepciones representadas normalmente en películas americanas brilla demasiado el “show”, mientras que cuando la historia es contada dese Europa u otra parte del mundo incluso si se trata de ficción ésta suele tomar un aire de realidad terrible que hiela la sangre, claro ejemplo es 10 Rillington Place, El monstruo de St.Pauli, La próxima vez apuntaré al corazón o la película de la que estamos hablando hoy que a pesar del fuerte olor a thriller asiático rebuscado de la parte final, la magnífica ambientación tanto de decorados como de diseño, las interpretaciones de mucho nivel tanto por parte de protagonistas como de algunos extras que aunque tienen apariciones momentáneas son de mucho interés artístico dentro del film, o la oscura fotografía Denis Firstov donde casi se puede oler la humedad del ambiente, son una simbiosis de elementos sin los que sería imposible sin profundizar hasta el centro de la historia.

Una película de gran complejidad e interés para ser una ópera prima, demuestra que Lado Kvataniya es un nombre al que hay que perseguir la pista en busca de sus próximos proyectos como los investigadores de la historia buscan al culpable de los asesinatos.

Firma: Gerard FM.
@tmagerard

🎬 VOD