Sitges - Barbarians review

Eve (Catalina Sandino Moreno) es una artista que quiere formar una familia con su novio (Iwan Rehon). Ambos parecen haber encontrado el lugar perfecto para ellos, una casa que les vende a buen precio su amigo Lucas (Tom Cullen). Pero cuando quedan para cenar con la nueva novia de Lucas y pasan una velada los cuatro, todo se empieza a torcer…

Título original: Barbarians

Año: 2021

Duración: 89 min.

País: España

Director: Charles Dorfman

Guion: Charles Dorfman

Música: Marc Canham

Fotografía: Charlie Herranz

Reparto: Tom Cullen, Iwan Rehon, Catalina Sandino Moreno


Entretenida pero no sorprende.

Que bien empieza Barbarians. De hecho, empieza con tanto flow que te da la sensación de que has encontrado una joya. Una peli de esas de las que nadie habla y que no hacen ruido, pero que podrás recomendar y gustará a mucha gente. Esto pasaría si mantuviese su buen ritmo y humor hasta el final, pero sucede que Barbarians funciona cuando no se toma a si misma demasiado en serio, y deja de ser especial cuando se pone más solemne.

Eve (Catalina Sandino Moreno) es una artista que quiere formar una familia con su novio (Iwan Rehon). Ambos parecen haber encontrado el lugar perfecto para ellos, una casa que les vende a buen precio su amigo Lucas (Tom Cullen). Pero cuando quedan para cenar con la nueva novia de Lucas y pasan una velada los cuatro, todo se empieza a torcer…

Cuatro amigos, una cena, una casa, un zorro… Excepto esto último son elementos que nos suenan. Pero Charlie Dorfman, que escribe y dirige, sabe darle un toque muy divertido y original. El personaje de Lucas (muy bien interpretado por Tom Cullen) es completamente idiota y a la vez no podemos dejar de seguirle, los desencuentros de Eve y su novio que no sabe si quiere estar allí o no están bien escritos e interpretados (él es Iwan Rehon uno de los malos más malos de los últimos tiempos: Ramsay Bolton en Juego de Tronos). Los personajes están bien desarrollados y sus diálogos funcionan al igual que la historia. Incluso hasta el giro (que no desvelaremos obviamente) se recibe con gracia y ganas como espectador. Si no sabes nada de la película no te lo ves venir, y sin embargo es justo ahí cuando se deshincha la peli.

El toque de humor de Barbarians se empieza a perder y quiere convertirse de pronto en una peli más seria. Ojalá explotara más algunos aspectos y otros menos. Más movidas extrañas con el zorro hubieran sido fetén, y menos de lo que nos da hacia el final de la cinta. En mi opinión ese giro no le sienta bien, pero siendo justos, para ser una primera película no está nada mal, y pinta a buen augurio si Dorfman (productor en cintas de terror como Boys from County Hell o la estupenda VFW de Joe Begos ) nos trae más cosas en el futuro. Es posible que consiga hacer algo más redondo y se deje llevar por un lado molón y original que asoma ya en esta.

Firma: Sonia Antorveza.
@bunyoldesucre

🎬 VOD