FANTASIA - Agnes review

Agnes es una novicia de un convento religioso que parecer tener dentro de sí una posesión demoniaca. La Iglesia decide investigar este suceso de todas las maneras posibles, incluso demandando la intervención de clérigos con cierto aire a estrellas del rock. El padre Donahue es el que toma las riendas junto a su ayudante. Lo que ignora es que se enfrenta a una auténtica crisis de fe.

Título original: Agnes

Año: 2021

Duración: 93 min.

País: Estados Unidos

Director: Mickey Reece

Guion: Mickey Reece, John Selvidge

Música: Nicholas Poss

Fotografía: Samuel Calvin

Reparto: Sean Gunn, Molly C. Quinn, Chris Sullivan, Hayley McFarland, Chris Browning, Rachel True, Jake Horowitz


Exorcismo con aroma intelectual.

En los films de exorcismos parece que se juega al rien ne va plus. Y, claro, siempre se apuesta por el caballo más rápido y más fuerte. A ver quién la hace más gorda, dicho en otras palabras. Los efectos especiales, en este tipo de películas, son una parte principal en la concepción de la historia. Para llevar la contraria, Agnes es muy modosita en este aspecto, lo que no quiere decir que lo que cuenta se aproxime bastante a los rituales para extraer el demonio, o cualquier otro ente, de los desgraciados cuerpos de las víctimas.


Agnes es una novicia de un convento religioso que parecer tener dentro de sí una posesión demoniaca. La Iglesia decide investigar este suceso de todas las maneras posibles, incluso demandando la intervención de clérigos con cierto aire a estrellas del rock. El padre Donahue es el que toma las riendas junto a su ayudante. Lo que ignora es que se enfrenta a una auténtica crisis de fe.

Mickey Reece vuelve a las andadas tras la ya analizada en su día Climate of the Hunter. Su cine es un tanto peculiar ya que no duda en meter en la coctelera de sus producciones, toda una serie de elementos que hacen que el público se quede un poco a cuadros. En esta ocasión, y con la excusa de un vulgar exorcismo, introduce temática religiosa, pero no solamente la ya comentada crisis de fe, si no la rigidez de la Iglesia y como sus integrantes se mueven dentro de un mundo sin mucha devoción.

En el guion cuenta con la colaboración, al igual que en su anterior obra, de John Selvidge. Dicho guion nos ofrece algún que otro giro pudiendo dividirla en dos partes. Esto último no sabemos todavía si acaba de ser del todo positivo, puesto que a los amantes de este tipo de cintas tendrán la impresión de que les cortan el rollo, tirando más por una vertiente intelectual que, dicho sea de paso, nos acaba divirtiendo. Las películas de Mickey Reece tienen eso, para lo bueno y también para lo malo.


En las interpretaciones nos encontramos, en los papeles principales, con Sean Gunn (Guardianes de la Galaxia), Molly C.Quinn en uno de los papeles principales, Hayley McFarland como Agnes, Ben Hall (Climate of the Hunter) y la electrizante aparición de Chris Browning.

Nos encontramos ante un producto fresco y bastante sugerente, con elementos muy interesantes que pueden gustar a un tipo de público que pase bastante de los sustos y de los efectos especiales estelares. Una propuesta idónea para los que busquen algo más y más cercano a la intelectualidad.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD