SITGES - Boys from Count Hell review

Eugene es un joven atrapado en su pueblo natal, en la Irlanda profunda. Trabaja con su padre en la construcción con quien no se lleva demasiado bien, pero aparte de eso y beber pintas en el pub con sus amigos no hay mucho más que hacer. Un día, en el trabajo, serán atacados por una extraña criatura con hambre.

Título original: Boys from Count Hell

Año: 2020

Duración: 87 min.

País: Reino Unido

Director: Chris Baugh

Guion: Chris Baugh, Brendan Mullin

Música: Steve Lynch

Fotografía: Ryan Kernaghan

Reparto: Jack Rowan, Nigel O'Neill, Louisa Harland, Michael Hough, John Lynch, Fra Fee, Morgan C. Jones, Andrea Irvine, Robert Nairne


Historia de vampiros con conflicto familiar.

Una cosa en particular que me gusta, independientemente del cine, es el folclore de los pueblos, esos cuentos y leyendas que hay repartidos por todas partes y que su conocimiento va pasando de generación en generación. ¿A que gusta que te cuenten que por ese puente se apareció el diablo o que en ese río se baña un fantasma? Historias con poca base de credibilidad pero que le dan a ese lugar el puntito de encanto. Estos cuentos se han utilizado en multitud de películas y desconozco si es el caso de Boys from Count Hell pero me encajaría perfectamente.


Eugene es un joven atrapado en su pueblo natal, en la Irlanda profunda. Trabaja con su padre en la construcción con quien no se lleva demasiado bien, pero aparte de eso y beber pintas en el pub con sus amigos no hay mucho más que hacer. Un día, en el trabajo, serán atacados por una extraña criatura con hambre.

Boys from County Hell es una especie de comedia y survival con un vampiro algo extraño. Y digo una especie de comedia porque si bien es una película desenfadada y con algún punto cómico (sobretodo en su principio) no tira mucho por el humor, digamos que no es una comedia con todas las de la ley, como si no quisiera ser frívola con lo que ocurre en la pantalla, que cabe decir que hay algunos puntos bastante dramáticos. Pero al ser una película relativamente pequeña y que no puede hacer grandes escenas de acción creo que tendría que haber tirado más hacia la comedia para compensar, cosa que no ocurre en la mayoría de ocasiones. Un punto a favor es su larga introducción, que normalmente se dice como algo negativo pero aquí es todo lo contrario, la presentación de los personajes se hace con calma y se preocupa de que te importe lo que les pase.

Dirige el interesante Chris Baugh tras la recomendable Bad Day for the Cut (2017), película que en mi opinión era algo más acertada que esta pero por méritos propios y sin restarle calidad a Boys from County Hell. Otro punto negativo es durante las escenas nocturnas al aire libre, realmente no se ve nada, hay que concentrarse para distinguir lo que ocurre y ni así se saca algo en claro, y no se trata de un recurso pues la trama continua en la total oscuridad y si no te enteras pues es tu problema. Guion escrito a cuatro manos por él y Brendan Mullin, y aunque en ocasiones peque de convencional y no querer romper la baraja esta cumple con lo justo, algunas localizaciones bien aprovechadas, buenas interpretaciones y un ritmo que más o menos aguanta, pero no le habrían venido mal unos minutos menos de duración. La película se basa en un cortometraje del director y de idéntico título lanzado en 2013 y puede ser que se haya alargado la trama para llegar a hora y media, eso ayudaría a pensar que la trama parece artificialmente alargada.


Protagonizan Jack Rowan (la serie de Beowulf) y Nigel O'Neil quien también protagonizaba la anterior película del director, Bad Day for the Cut. Su química es total hasta el punto de preguntarte si son familia realmente, además su relación es el combustible de la película y ellos no fallan. Destaco también el dificil papel de John Lynch (En el nombre del padre, The Banishing), sin duda, el personaje más explotado dramáticamente.

Boys from County Hell es una película entretenida pero si buscas la gran comedia de terror del año no la vas a encontrar aquí. Si en cambio buscas una película ligera, con conflictos familiares y algún chiste de vez en cuando pues seguramente te gustará.

Firma: Oriol Hernández.
@Oriol_TW

🎬 VOD