Countdown review


Quinn Harris descarga en su móvil una app llamada Countdown, un juego que predice tu muerte, y la respuesta es que solo le quedan tres días de vida. Parecería una tontería si no hubiera muerto ya gente y que empieza a sentir una presencia cada vez más cercana. El tiempo corre en contra y Quinn encontrará ayuda en Matt, un joven cuya fecha de la muerte es aún más cercana que la suya.

Título original: Countdown

Año: 2019

Duración: 91 min.

País: Estados Unidos

Director: Justin Dec

Guion: Justin Dec

Fotografía: Maxime Alexandre

Música: Danny Bensi, Saunders Jurriaans

Reparto: Elizabeth Lail, Jordan Calloway, Peter Facinelli, Tom Segura, P.J. Byrne


Cuenta atrás hacia la nada.

Según la aplicación cumple tus estándares, has visto las fotos y no tiene mala pinta, los informes la sitúan en la media; antes de sentarte haces la pregunta que te quema la garganta: ¿Te gusta el género de terror? Y entonces Countdown pone los ojos en blanco y responde: “Imbécil, SOY una película de terror”.

Pero no lo tienes muy claro, así que das al play.


Quinn Harris descarga en su móvil una app llamada Countdown, un juego que predice tu muerte, y la respuesta es que solo le quedan tres días de vida. Parecería una tontería si no hubiera muerto ya gente y que empieza a sentir una presencia cada vez más cercana. El tiempo corre en contra y Quinn encontrará ayuda en Matt, un joven cuya fecha de la muerte es aún más cercana que la suya.

No recuerdo qué director habló de la dificultad de rodar comedia y terror, ya que son dos sensaciones tan personales que es casi imposible llegar a todo el mundo. El director Justin Dec no debe tener miedo a nada ya que, tras una serie de cortometrajes cómicos, se lanza al terror con el acercamiento de alguien a quien no le gusta el género, ya que mezcla en el guion, sin ton ni son, un montón de elementos preexistentes.

Countdown es una película desganada, repleta de clichés que Justin Dec va clickando uno tras otro. Tenemos las nuevas tecnologías, más concretamente una app instalada en el móvil - ¿Unfriended, tal vez One Miss Call de Takashi Miike? – que atrae una presencia misteriosa – Cualquier película de J-Horror pero sin pelo largo – y descubren que hubo gente que debería haber muerto en accidentes pero que se salvaron por quedarse en casa – Ups, parece Destino Final – y que al final la muerte va a por ti – Cada vez recuerda más a Destino Final – ; los ataques tienen relación con hechos traumáticos del pasado – Sospecho que Justin Dec ha visto Flatliners y Horizonte Final – y la única forma de romper el círculo es forzar la muerte de alguien que debería vivir muchos años – Vaya, pues SÍ que es Destino Final – y luego el epÍlogo. Por el camino, Justin Dec ha robado más películas que podrían ir desde Arrástrame Al Infierno de Sam Raimi, pasando por Ringu de Hideo Nakata y termina en Toy Story.


El nivel actoral es tan desganado como el guion, Elizabeth Lail se nota perdida con un personaje que va de un lado a otro y mira el móvil cada cinco planos; si queréis verla en su salsa os recomiendo una serie de terror, que merecía mejor suerte de la que tuvo, llamada Dead Of Summer y que empezaba titubeante y sus últimos capítulos quitaban el hipo. El también televisivo Jordan Calloway luce físico ya que carga con un personaje inexistente; mayor suerte tienen P.J. Byrne y Tom Segura con dos personajes ridículos, seguramente heredados de los cortometrajes cómicos de Dec, pero que tienen más personalidad como el cura porrero y el asqueroso vendedor de móviles.

Cómo has llegado hasta aquí, te dejo una reflexión final: ¿Tan mala es Countdown? No, es simplemente inane, se deja ver y olvida con rapidez. ¿Encontrarás tú algo interesante? Quien sabe, puede que te diviertas jugando a identificar las películas que Justin Dec mete con calzador… Creo que si haces esto último en compañía, Countdown subirá enteros.

Firma: Javier S. Donate.