Contracted: Phase II review


En la disección del cadáver de Samantha, Riley empieza a notar algunos síntomas de que es portador del virulento virus que amenaza en convertirse en pandemia. Su misión se centra en encontrar el origen de ese virus y luchar al mismo tiempo con el inexorable avance de la enfermedad que invade su cuerpo.

Título original: Contracted: Phase II

Año: 2015

Duración: 78 min.

País: Estados Unidos

Director: Josh Forbes

Guion: Craig Walendziak

Música: Ben Wise

Fotografía: Mike Testin

Reparto:  Matt Mercer, Marianna Palka, Morgan Peter Brown, Anna Lore, Laurel Vall, Peter Cilella, John Ennis, Najarra Townsend, Suzanne Voss, Charley Koontz, Alice Macdonald, Ruben Pla, Caroline Williams, Joanna Sotomura, Justin Benson, Aaron Moorhead


Entretenida, que no es poco.

Voy a hacer un ejercicio de abstracción y no escribiré acerca de la primera entrega de la serie Contracted. Evidentemente una es consecuencia de la otra, pero en mi opinión es mejor esta postura de cara a poder analizar esta, podemos decir, segunda parte o fase.


La película en sí no tiene muchos ingredientes novedosos, lo que no quiere decir que en su conjunto deje de ser interesante. Sin poderlo evitar nos vienen a la memoria otros films que han marcado época, ignoro si esto se debe a algún tipo de homenaje o es algo que llevamos en la memoria y nos sale a la mínima. El Silencio de los Corderos es uno de ellos. Por otro lado y siendo una película de zombis, la cosa explosiona ya. La sombra de George A. Romero es muy alargada y si hubiera imaginado la que liaría con la legendaria La Noche de los Muertos Vivientes, seguramente hubiera rodado una de dibujos animados, y no veáis esto como algo peyorativo.

En la disección del cadáver de Samantha, Riley empieza a notar algunos síntomas de que es portador del virulento virus que amenaza en convertirse en pandemia. Su misión se centra en encontrar el origen de ese virus y luchar al mismo tiempo con el inexorable avance de la enfermedad que invade su cuerpo.

El trabajo de poner orden a todo esto recae en Josh Forbes, en este su primer film en el formato largo, cumpliendo sobradamente con el objetivo de hacer un producto resultón, en el cual pasamos un buen o mal rato, según se mire. A esto ayuda bastante un buen guion obra de otro principiante, en este caso del script Craig Walendziak, sin grandes altibajos consigue mantener el interés durante toda la duración. Por ponerle un pero este sería el estrambótico final, propio más bien de cintas de series con letras a partir de la B. Estamos ante la situación, que pasa más veces de las que se desearía, en la que la reversión hace que algo totalmente absurdo se convierta sin quererlo ni beberlo en lo mejor de la cinta, aunque no lo sea.

En el apartado más técnico, destacar la excelente labor de los maquilladores, capitaneados por Mayera Abeita, que cuenta con un extenso trabajo a sus espaldas. También nombrar la fotografía de Mike Testin, un tanto oscura y opresiva, lo que hace más evidente las semejanzas que comenté al principio.


Las interpretaciones son correctas. Al ser una obra bastante coral, cuesta destacar a alguien, pero sería absurdo no hacerlo con Matt Mercer en su papel del protagonista Riley, aquí me callo el parecido con otro actor de renombre, os lo dejo a vosotros. También nombrar a Morgan Peter Brown, no por estar magnífico, sino por la falta de acierto a la hora de escogerlo. Es lo que tiene la reversión, fijaros que de todo el elenco, acabo hablando de él.

Para finalizar decir que es una cinta para pasárselo bien. No aporta nada nuevo, pero cumple sobradamente con lo que parece fue la intención al realizarla. Simplemente divertida.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan