1BR review


Sarah acaba de mudarse a un apartamento y al principio todo bien, se lleva genial con los vecinos y parece un lugar perfecto para volver a empezar. Pero al poco tiempo empieza a escuchar unos extraños sonidos por la noche.

Título original: 1BR

Año: 2019

Duración: 90 min.

País: Estados Unidos

Director: David Marmor

Guion: David Marmor

Música: Ronen Landa

Fotografía: David Bolen

Reparto: Nicole Brydon Bloom, Giles Matthey, Alan Blumenfeld, Taylor Nichols, Celeste Sully, Andrea Gabriel, Mark Krenik, Susan Davis, Hailey Giles, Clayton Hoff


Interesante giro argumental.

Sin querer destripar la película, evidentemente, 1BR tiene bastantes paralelismos con algunas películas que, a priori, poco o nada tienen que ver. A parte de su parte de home invasion hay elementos que recuerdan a La Naranja Mecánica (Stanley Kubrick, 1971) y a La Invitación (Kary Kusama, 2015) salvando la larga distancia que las separa.


Sarah acaba de mudarse a un apartamento y al principio todo bien, se lleva genial con los vecinos y parece un lugar perfecto para volver a empezar. Pero al poco tiempo empieza a escuchar unos extraños sonidos por la noche.

La película es un thriller con algunos toques de conspiranoia algo resultona pero descafeinada. Todo rezuma un aire a telefilm que hace sospechar de una historia que tira al drama. Afortunadamente (y por sorpresa) la cinta da un volantazo en su argumento y se mete en una trama mucho más interesante de lo que podría parecer a priori. 1BR se compone de diferentes etapas muy diferenciadas entre si y tal vez por su corta duración o por no saber explotar bien sus posibilidades no se acaban de desarrollar bien ninguna de estas partes y todo queda como muy apresurado.


Dirige y escribe el debutante David Marmor con potencial pero sin saber utilizar bien las características que él mismo ha creado. En temas de dirección no se complica la vida en ningún momento y no hay ningún departamento técnico que sobresalte. El guion sí que es más que correcto pero con muchas menos capas de lo que parece. Su protagonista Nicole Brydon Bloom es realmente de lo mejor de 1BR mostrando un personaje con un arco de aprendizaje muy bien escrito y representado. De los secundarios no hubo ninguno que me convenciera por su comportamiento de casi parodia.

Película inofensiva para el espectador que, pese a la sorpresa en su giro argumental, no logra dejar una huella permanente. Estaremos atentos a próximos intentos del director.

Firma: Oriol Hernández.