Finale review

Nos situamos ante una de las noches más importantes del año, pues se juega la final más esperada. Esto sumado a que nuestras dos protagonistas trabajan en una gasolinera en mitad de la nada, para ellas les espera la noche más aburrida del año. Pero lejos de sus expectativas pronto descubrirán para su desgracia que no podían estar más equivocadas. La noche comienza con varias visitas tan curiosas como desagradables. La tensión irá creciendo a medida que pasan las horas. ¿Qué o quién las está acechando en la oscuridad?

Título original: Finale

Año: 2018

Duración: 100 min.

País: Dinamarca

Director: Søren Juul Petersen

Guion: Carsten Juul Bladt, Søren Juul Petersen (Novela: Steen Langstrup)

Música: Peter K. Nørgaard

Fotografía: Tobias Scavenius

Reparto:  Anne Bergfeld, Karin Michelsen, Damon Younger, Kristoffer Fabricius, Mads Koudal


Terrorífica y brutal.

Finale es una de esas películas que empiezas a verla con la sensación de estar visionando algo visto en mil ocasiones para los amantes del terror. La verdad es que no te faltará razón llegados a este punto, pero una de las virtudes de esta película es que sabe cómo mezclar elementos mil veces vistos de forma que el avance del metraje gane en interés.


La primera parte de la cinta juega con el misterio, posiblemente esta hubiera quedado en una más dentro de los extensos catálogos del terror en cualquier tienda o plataforma online, pero Finale nos tiene preparado un pequeño giro hacia un terror mucho más visceral y menos sutil como nos marcaba su premisa.

Nos situamos ante una de las noches más importantes del año, pues se juega la final más esperada. Esto sumado a que nuestras dos protagonistas trabajan en una gasolinera en mitad de la nada, para ellas les espera la noche más aburrida del año. Pero lejos de sus expectativas pronto descubrirán para su desgracia que no podían estar más equivocadas. La noche comienza con varias visitas tan curiosas como desagradables. La tensión irá creciendo a medida que pasan las horas. ¿Qué o quién las está acechando en la oscuridad?

Estamos ante el debut del director danés Søren Juul Petersen, el cual aprueba con creces en su cometido. Nos presenta una cinta de terror que sabe moverse entre la intriga y el terror visceral como antes hemos comentado. Esto es algo para nada fácil, pues mantener el equilibrio entre ambas partes es una tarea que no todos los directores son capaces de conseguir. En cuanto al guion, está basado en la novela de Steen Langstrup y adaptado a la gran pantalla por Carsten Juul Bladt junto al propio director. Respecto a lo fiel del mismo no puedo entrar en comparaciones ya que dicha novela no la conocía, pero dejad que me repita insistiendo que la fórmula propuesta funciona a las mil maravillas.

También es cierto que para lo que un servidor es una virtud, el dividir la cinta en dos partes tan diferenciadas para muchos otros esto resulte el final de una prometedora cinta de misterio. Por otra parte su mayor punto negativo viene en su parte final. Y es que es muy común en el terror que las películas tengan dos, tres y hasta cuatro finales. Odio este tipo de cosas, creo que no es necesario alargar el metraje más de lo previsto ni que tengan que explicarnos al espectador todo como si fuéramos niños de guardería. Cuando llevas una hora y media delante de la pantalla, no hace falta que en los últimos diez minutos me justifiquen las motivaciones de los personajes ni me vuelvan a explicar paso a paso como ha sucedido todo.


Pero dejando a un lado este pequeño contratiempo, me gustaría destacar la química entre ambas protagonistas, todos sabemos que cuando una película se limita a tan solo un par de personajes en la pantalla es de vital importancia que entre ellos haya un algo especial para que todo funcione. Por suerte, este es el caso. El trabajo de las actrices Anne Bergfeld y Karin Michelsen como las sufridas scream queens es muy destacable y logran que como espectador empatices con ambas.

En definitiva, Finale no ha llegado para inventar la pólvora, creo que tampoco lo pretende. Lo que si nos ofrece son 100 minutos entretenido de buen cine de terror.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW