The Golden Glove review


Un despiadado y atroz asesino serial siembra el pánico por las calles de Hamburgo a principios de la década de los setenta. Nadie es capaz de pararle los pies a este psicópata.

Título original: Der goldene Handschuh

Año: 2019

Duración: 115 min.

País: Alemania

Director: Fatih Akin

Guion: Fatih Akin, Heinz Strunk (Novela)

Música: FM Einheit

Fotografía: Rainer Klausmann

Reparto: Jonas Dassler, Margarete Tiesel, Katja Studt, Marc Hosemann, Martina Eitner-Acheampong, Adam Bousdoukos, Greta Sophie Schmidt


Oscura, sucia y depravada.

Tuve el privilegio de asistir a uno de esos pases en cine donde más de la mitad de la sala huyó a mitad de proyección despavorida debido a que el bueno de Fatih Akin no escatimó en detalles a la hora de narrarnos las atrocidades del asesino serial Fritz Honka. Creo que es necesario la crueldad y la frialdad con la que el director nos muestra los actos que este personaje perpetró en el Hamburgo de los 70. Por desgracia no he leído la novela escrita por Heinz Strunk, en la que está basada el film, pero tras su visionado sí que me picó la curiosidad para indagar en este energúmeno y vaya que Fatih Akin no se queda para nada corto a la hora de retratar ese sucio y podrido Hamburgo.


Un despiadado y atroz asesino serial siembra el pánico por las calles de Hamburgo a principios de la década de los setenta. Nadie es capaz de pararle los pies a este psicópata.

Muchos conocerán al director alemán por su cine un poco más autoral sobre todo por su gran carga dramática, pero a su vez siempre ha tenido un punto fuerte en la crítica social, y sobre todo en sus últimos trabajos cada vez ha ido evolucionando hacia un cine más oscuro, más sucio, como quedó bien reflejado en su anterior largometraje, En la sombra. Ahora con su nueva obra, The Golden Glove llega al culmen de todo esto. Estamos ante la mejor película de su carrera pero tal vez la más controvertida y muy posible no sea de buen gusto para muchos espectadores no acostumbrados a este tipo de producciones.

Sin duda alguna abarcar la vida de una persona a lo largo de una sola película es muy difícil sin caer en la monotonía, pero el director alemán escoge con gran acierto a la hora de contarnos la vida de Fritz Honka. Donde con tan solo unos minutos siguiendo su vida cotidiana ya nos damos cuenta de que tipo de persona es y sobre todo de lo que es capaz de hacer.

A pesar de contar con una dirección de órdago, también lo es el diseño de producción, pues el trabajo realizado para trasladarnos a ese Hamburgo de principios de los setenta. Donde se huele la decadencia, sobre todo en la época donde una Alemania aún oprimida no levanta cabeza y vive sus penas entre bares mugrientos y cerveza barata. Por otra banda y apoyando este gran diseño de producción, contamos con un maquillaje digno de Oscar, pues la transformación que sufre el actor protagonista, Jonas Dassler es como poco increíble. El trabajo de maquillaje con algunos de los actores, pero sobre todo con Dassler está a otro nivel.


A nivel actoral destaca por encima de todos el propio Dassler, que pese a todo ese maquillaje que lleva encima, logra firmar el que sin duda es el papel de su carrera, y estoy seguro que más de un premio va a granjear con esta gran actuación.

Recapitulando, The Golden Glove no es una película para todos los públicos. Pues está cargada de violencia explícita, desnudos grotescos y el retrato de una sociedad podrida donde hasta en la propia sala de cine sentirás el hedor que desprenden esos barrios, en los cuales, nadie se aventuraría solo en mitad de la noche. Aunque como dije no es para paladares finos, no dejéis de ver este film, pues personalmente creo que estamos ante una de las mejores cintas de terror del año.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW