El Hijo review

Brandon Breyer es un niño diferente al resto, tímido e inteligente no es bien visto entre sus compañeros de clase. Al cumplir los doce años, empezará a sentir cambios físicos y su actitud hará que sus padres, Tory y Kyle Breyer, se planteen revelar un secreto sobre el nacimiento de Brandon.

Título original: Brightburn

Año: 2019

País: Estados Unidos

Duración: 95 min.

Director: David Yarovesky

Guion: Brian Gunn, Mark Gunn

Fotografía: Michael Dallatorre

Música: Tim Williams

Reparto: Elizabeth Banks, David Denman, Jackson A. Dunn, Matt Jones, Jennifer Holland


Mezcla perfecta entre el mundo superheroico y el terror.

El cómic de los años ochenta trajo, con The Dark Knight de Frank Miller y especialmente Watchmen del tándem Alan Moore y Dave Gibbons, una mirada diferente del superhéroe: ¿Cuál es el límite entre el bien y el mal? ¿Puede pasarse un héroe a las filas del enemigo? Estas obras generaron multitud de réplicas, la mayoría simples calcos, pero al mismo tiempo ofrecieron visiones alternativas de los superhéroes clásicos e incluso, en los últimos años, se ha editado el videojuego Injustice que parte de una premisa más que atractiva: ¿Qué ocurriría si Superman decidiera controlar el planeta Tierra?


Brandon Breyer es un niño diferente al resto, tímido e inteligente no es bien visto entre sus compañeros de clase. Al cumplir los doce años, empezará a sentir cambios físicos y su actitud hará que sus padres, Tory y Kyle Breyer, se planteen revelar un secreto sobre el nacimiento de Brandon.

El Hijo es la película de superhéroes que el género necesitaba ya que coge todos los tópicos, acumulados a lo largo de los años, y le aporta aire fresco al narrar una historia ya conocida - básicamente el origen de Superman - con un tono muy cercano al Slasher. El mérito no es solo de los guionistas Brian Gunn y Mark Gunn que llenan El Hijo de guiños muy reconocibles para el lector de comics, sino por el enfoque realista y sucio que le imprime el director David Yarovesky con la ayuda de Michael Dallatorre, su director de fotografía.

Elizabeth Banks, David Denman y Jackson A. Dunn son el trio protagonista, el resto de los personajes están un poco al servicio de la historia, y la química entre ellos sostiene el relato de principio a fin. Elizabeth Banks es capaz de pasar de la felicidad al terror en apenas unas secuencias, esperemos que El Hijo la descubra al público como la gran actriz que es, mientras Jackson A. Dunn puede ser dulce o aterrador en función de su gesto o una simple frase.


Cierto que El Hijo no es perfecta y tal vez su último tercio baje la intensidad respecto a los anteriores, por ese tempo adecuado y unos asesinatos que hacen dar respingos al espectador,  pero es necesaria para el género ya que ofrece una mirada que puede satisfacer tanto el espectador que busca una cinta de superhéroes distinta como al amante de las películas de terror; es curioso que James Gunn sea uno de los productores de la película ya que su segundo trabajo como director, Super, era un acercamiento desmitificador y ultraviolento al mundo de los héroes sin poderes.

¿Abrirá El Hijo nuevos caminos al género de los superhéroes? Esperemos que si ya que al tratarse de una producción pequeña, algo que a veces se nota, no está sujeta por los corsés de las major y, gracias a ello, se atreve a romper las reglas y buscar otros horizontes. Por su parte, el que esto escribe espera que haya continuación, debido a los guiños que se incluyen durante los créditos finales, e incluso permitirse soñar con una franquicia.

Firma: Javier S. Donate.