Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 2 de noviembre de 2017

The Evil Within review


Título original: The Evil Within

Año: 2017

Duración: 98 min.

País: Estados Unidos

Director: Andrew Getty

Guion: Andrew Getty

Música: Mario Grigorov

Fotografía: Stephen Sheridan

Reparto: Frederick Koehler, Sean Patrick Flanery, Brianna Brown, Dina Meyer, Michael Berryman, Francis Guinan, Kim Darby, Tim Bagley, Greyson Turner, De Anna Joy Brooks, Robert Alvarez, David Banks, Nicole Brandon, Dayna Riesgo, Sebastien Stella, Matthew McGrory


Un acercamiento a los terrores nocturnos.

El juego que nos presenta el director Andrew Getty con su film The Evil Within es un acercamiento de forma única al terror nocturno. Su juego con lo onírico es genial, sabe cómo volver loco al espectador. El mayor problema que sufre esta película es sin duda su extensa fase de producción que se ha extendido a lo largo de una década, vamos, toda una epopeya. Esto se traduce en un montaje bastante torpe que convierte al film es una retorcida pesadilla onírica tanto para su protagonista como para el espectador.


John tiene un problema que le está quitando años de vida, pues el cuidar de Dennis, su hermano discapacitado mental y mantener una relación con su chica expectante de matrimonio, no es fácil. A todo esto, se suma el comportamiento extraño y perturbador que Dennis ha adquirido desde que un nuevo espejo, regalo de su propio hermano, ha llegado a su habitación.

Estamos ante un proyecto muy personal para el trágicamente fallecido director Andrew Getty, pues creo que el resultado final de esta ópera prima se resiente a esa dilatada producción. Antes he comentado que su mayor pecado es el montaje, este fue responsabilidad de Michael Palmeiro y Michael Luceri, pero en mi opinión al tratarse evidentemente de un proyecto tan personal The Evil Within montado por el propio Getty hubiese sido algo mucho más grande. Aunque especulaciones aparte, sí que es cierto que su resultado final pienso que como mínimo no dejará indiferente a nadie, pues ésta arriesgada apuesta de terror onírico da mucho juego.

Uno de los puntos a favor es el casting escogido para esta cinta. La interpretación de Frederick Koehler es merecedora de todo elogio, no quiero entrar en spoilers, pero en cuanto veáis la película entenderéis mis palabras. Después el contar con tantas caras icónicas del cine de género como Dina Meyer, Matthew McGrory o un inmenso y siempre terrorífico Michael Berryman ayudan mucho a crear un producto único.


Ciertamente por momentos la cinta tiene el aspecto de tv movie bastante genérica, pero si resistes alguna tentación de apagar la televisión y sigues hasta el final puedes descubrir un producto que aunque no es para nada redondo, tiene elementos muy interesantes que la convierten en una cinta única. Personalmente he tenido la sensación de estar viendo un episodio de Masters of Horror. Por momentos la odias, por momentos la amas.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW