Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 30 de noviembre de 2017

Don’t Knock Twice review


Título original: Don’t Knock Twice

Año: 2016

Duración: 93 min.

País: Reino Unido

Director: Caradog W. James

Guion: Mark Huckerby, Nick Ostler

Música: James Edward Barker, Steve Moore

Fotografía: Adam Frisch

Reparto: Katee Sackhoff, Javier Botet, Nick Moran, Lucy Boynton, Pooneh Hajimohammadi


Una historia mil veces vista. 

Estamos ante una de esas tantas cintas de terror que tras terminarla tienes la sensación de haber visto una más, genérica en todos sus sentidos, que solo algunos de los amantes más acérrimos al género de fantasmas pueden llegar a disfrutar, personalmente llegue hasta Don’t Knock Twice por un nombre propio, y es que ver a Katee Sackhoff (Battlestar Galactica) siempre es una buena excusa para disfrutar de una película de terror que a priori no llama demasiado.


Todo pueblo tiene un mito o leyenda para asustar a los niños, Chloe estaba convencido de ello, es por eso que ella y su novio deciden que no les pasará nada retando a la bruja que vive en una vieja casa abandonada. Pues tres picar en la decrépita puerta por segunda vez, un mal de otro mundo despierta en busca de lo prometido. Chloe huyendo de su fantasma acusador aprovechará esta oportunidad para volver a conectar con su desaparecida madre Jess, la cual no veía desde hace años.

Estamos ante la primera película de terror para el director Caradog W. James, el cual ya había encarado otros géneros tan dispares como el drama, humor o la ciencia ficción. Ciertamente creo que Don’t Knock Twice no arriesga ni sorprende al público. En cuanto al guión de Mark Huckerby, Nick Ostler mezcla el terror con el drama, creo que restando fuerza al film, pues precisamente donde más brilla esta historia de fantasmas es a la hora de crear tensión y he podido gozar de algún que otro susto que te hace subir por la butaca. Lástima que por querer profundizar tanto en la parte de la trama madre/hija perdamos algo de esta potencia en cuanto al terror más puro.

En cuanto a las interpretaciones, nos topamos con una Katee Sackhoff, algo desubicada que lejos de dar sensación de desamparada tengo la constante sensación que en cualquier momento va a coger al fantasma y machacarlo a ostias. Pero para grata sorpresa me he topado con una desconocida para mí, Lucy Boynton, es la verdadera y única protagonista del film, por el momento ha participado en alguna serie para televisión y tiene algún papel menor en varios largometrajes. Espero que en un futuro próximo pueda lucirse con más papeles protagonistas como en este film, pues sin duda alguna es una actriz a seguir de cerca.


Para finalizar como dije antes, su mayor virtud es su capacidad para crear tensión y algunos sustos bastante notables. Parte de la culpa de esto es del gran Javier Botet, siempre imponente en este tipo de papeles y que ya se ha convertido en todo un sello de calidad en este tipo de cintas. No voy a recomendar Don’t Knock Twice, pues a día de hoy tenemos una oferta tan amplia en este tipo de films que no vale la pena, a no ser que ya tengas todo visto y seas un fan acérrimo del género. No llega a aburrir, pues su duración es bastante justa, pero queda como una más en la interminable estantería del terror.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW