Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 4 de octubre de 2017

Suspiria review


Título original: Suspiria

Año: 1977

Duración: 98 min.

País: Italia

Director: Dario Argento

Guión: Dario Argento, Daria Nicolodi

Música: Goblin

Fotografía: Luciano Tovoli

Reparto: Jessica Harper, Stefania Casini, Flavio Bucci, Miguel Bosé, Udo Kier, Eva Axén


Subyugadora, hipnótica, poética, inquietante y terrorífica.

Suspiria, abre la trilogía de terror sobrenatural bautizada por el propio Dario Argento (Profondo Rosso, Tenebrae) como “Le Tre Madri” (Las tres Madres), seguida de Inferno (1980) y Mother of Tears (2007).

A pesar de que en Suspiria, podemos reconocer, muchos de los elementos característicos del Giallo, los críticos más puristas, no la consideran como tal, debido al componente sobrenatural.

Rodada a modo de fábula macabra moderna, Suspiria es una de las películas más emblemáticas de Dario Argento, considerada por la crítica internacional una película de culto, tanto por su estética, como por su paleta cromática, con colores saturados hasta la extenuidad, y planos imposibles, junto con la original banda sonora, que resulta imprescindible para completar una de las obras más impactantes y originales del genio italiano.


Suzy Bannion (Jessica Harper), una bailarina de ballet americana, llega a Munich durante una noche de tormenta, para estudiar danza en una prestigiosa academia de Ballet en Freiburg. Al llegar a la academia, es testigo de la huida de una de las estudiantes Pat Hingle (Eva Axén). Ante la negativa por parte de una voz anónima en el interfono para entrar en la Academia, Suzy decide pasar la noche en la ciudad para regresar al día siguiente y completar su registro, durante el trayecto, vuelve a presenciar a la estudiante huyendo durante la tormenta por un oscuro y siniestro bosque de forma despavorida. Al día siguiente, a su llegada a la Academia, descubre que la estudiante huida ha sido brutalmente asesinada. A partir de ese momento, Suzy vivirá una inquietante y perturbadora aventura en la que descubrirá que la aparente apacible academia, esconde un terrible y oscuro secreto.

Rodada a modo de fábula macabra moderna (la escena inicial nos presenta a Suzy en voz en off como en los cuentos infantiles), Argento nos maneja a su antojo para hacernos sentir todo lo que experimenta Suzy. La variedad cromática y los ángulos de cámara así como el juego de luces y sombras son un elemento de gran importancia y tienen su propósito en la película, dado que el uso de los mismos, anticipa al espectador en los sucesos que están a punto de ocurrir.

La dirección fotográfica corre a cargo de Luciano Tovoli, quien orientado por Argento, maneja con maestría los colores, primarios (principalmente el rojo), saturados hasta la extenuidad que junto con el uso de lentes anamórficas, crea una atmósfera que sumerge al espectador en un mundo irreal donde los elementos fantásticos conviven con el mundo moderno.

Otro de los elementos a destacar es el sonido, este toma una importancia primordial en el desarrollo de la historia, desde las puertas que chirrían, el viento que ulula, las ventanas que se abren con un golpe, los truenos, hasta los pasos, de hecho, Suzy tendrá que acudir entre otros al sentido del oído para resolver el misterio que subyace en la Academia (otro de los momentos que destacaría por su originalidad).


Destacar una de mis escenas favoritas que es la que sucede en el salón de baile, habilitado como dormitorio para que todas las chicas duerman juntas después de un desagradable incidente. Inicialmente la habitación está rodeada con unas sábanas blancas, pero en el segundo en que las luces se apagan, la habitación queda iluminada por una luz carmesí y las sombras se proyectan sobre las sábanas, todo cobra un cariz sobrenatural, mágico como de ensueño, que acompañado por un ronquido sordo que eriza el vello.

Suspiria, es una película imprescindible para todo amante del cine en general y el terror en particular. Para un público acostumbrado a películas de terror actuales, tal vez puede resultar un poco naif, pero no os engañéis, la película desborda mala leche, con primeros planos muy explícitos, donde la sangre fluye por doquier. Si os dejáis seducir por su atmósfera y entráis en el juego de Argento, disfrutaréis de una película única, una experiencia para los sentidos, que os dejará sin aliento y totalmente desorientados. Sólo recordad que la frase que definía la propia película era ¨Lo único peor que los últimos 12 minutos ... son los primeros 92”. Han pasado ya 40 años desde su estreno en cine y Suspiria aun consigue sorprender y sobresaltar.

Curiosidades

La composición de la escalofriante y claustrofóbica banda sonora corre a cargo del propio Argento junto con la banda italiana de rock instrumental progresivo Goblin, quien también realizó la banda sonora de otra mítica película del director Profondo Rosso (1975). La banda sonora, un simple tema de catorce notas, con sutiles toques de canción de cuna, es la base de toda la partitura. Ésta fue creada antes del rodaje de Suspiria, por lo que el director construyó la película en torno a la música amén de su desbordante imaginación. Durante el rodaje, Argento ponía a todo volumen la banda sonora para que los actores entraran en la inquietud y el desasosiego que se respira durante toda la película.

La película fue censurada en varios países, por las escenas consideras demasiado sangrientas para el público de la época, que no os detallaré para no romper la magia... Sólo destacar que cuenta con uno de los asesinatos dobles más icónicos de la historia del cine.

Suspiria tiene el honor de ser la última película en Technicolor, obsoleto para la época, pero fundamental para conseguir la peculiar estética de la película. En una de sus múltiples entrevistas, el propio Argento confiesa que la inspiración para la estética de Suspiria nace del clásico de Disney Snow White and the seven Dwarfs (Blancanieves y los siete enanitos), el director quedó fascinado por los colores y la estética de la misma, y queda evidenciado en toda la película. Por otro lado la estética de Suzy, la protagonista, también tiene reminiscencias de la propia Blancanieves.

Originariamente Suspiria debía estar interpretada por niñas entre 8 y 10 años, para mantener el tono de fábula, pero esto no tuvo buena acogida entre los productores ya que Argento era conocido por dar a los actores vagas y muy ambiguas instrucciones y finalmente se decidió cambiar a las niñas por adolescentes, pero el guión no lo refleja en demasía, es por esto que en la actuación de Suzy, en particular y las chicas en general, junto con la interacción entre ellas tiene toque muy ingenuos e infantiles.

Un dato que también me parece interesante destacar es la importancia de M.C.Escher en la película, de hecho, podemos oír a Suzy como da como dirección de la Academia calle Escher, por otro lado en varias de las habitaciones podemos ver de manera efímera reconocidos trabajos del famoso artista. La misma Academia no deja de ser una alegoría a la propia obra de Escher (un laberinto infinito, donde escapar es casi imposible).

Está en desarrollo un remake de la película, con su estreno en 2018. El director sería Luca Guadagnino, y cuyo reparto estaría protagonizado por Chloë Grace Moretz, Dakota Johnson, Mia Goth y Tilda Swinton. La Suzy original interpretado por Jessica Harper también tendría un papel en la película.

Firma: Marta P.
@MartaPraOc