Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 11 de julio de 2017

Crónica Cryptshow Festival 2017 día 4


Sábado 8 de Julio

Encaramos esta intensa jornada con el gran sabor de boca que nos han dejado las proyecciones y los actos paralelos que llevamos a nuestras espaldas. Lo que nos espera hoy es de altura, así que vamos a ponernos las pilas.

La literatura y el cine son dos tipos de arte que se retroalimentan. Como muestra la Jornada Literaria con que arranca el día en el Cryptshow. En ella se presentan diversas publicaciones que llevan en la sangre las dos actividades mencionadas. Vamos a detallarlos:

-          Estats alterats de la ment. Antología de relatos.
-          La Cripta: Canibalismo. Revista de cómics de terror.
-          Jack Kirby. Una odisea psicodélica. Roberto Bartual.
-          Novetats Editorial Hermenaute.
-          Rob Zombie. El renegado del diablo. Ivan Allué Montilla.
-          El Buque Maldito. Fanzine sobre cine fantástico y de terror.

Para descansar un poco de tan sesuda sesión, nos disponemos a degustar un Vermut post-literario en la Cooperativa Cor de Marina. Después de unos tragos todo se empieza a ver con más claridad.


Ya en la sesión de tarde asistimos a la sexta entrega de los Cortos a Competición. Como ya es habitual, vamos a destacar algunos de ellos:
PoilusGuillaume AubervalLéa DozoulSimon GomezTimothé HekHugo LagrangeAntoine LaroyeDavid Lashcari, 2016. Francia. Animación. Una joven liebre, llamada Ferdinand, toca la armónica antes de iniciarse la batalla. La señal llega y nuestro amigo se enfrentará al terrible enemigo.

DryadThomas Varnay, 2016. Francia. Un caballero acompaña a una joven a través de las llanuras. La tormenta estalla. El final está cerca.


Nos encontramos con la séptima y última entrega de los Cortos a Competición. Los elegidos son:

DecoradoAlberto Vázquez, 2016. España. Animación. Irónica historia que toma como base las antiguas fábulas con un pegadizo estribillo.

Nicole’s CageJosef Brandl, 2017. Alemania. Todo vale para buscar una vivienda en las abigarradas grandes ciudades. Nicole y Jakob encuentran una a su gusto, una noria que gira sin cesar. 

90 Degrees NorthDetsky Graffam, 2015. Alemania. Un hombre de negocios se encuentra perdido en el medio de un bosque. Las reglas para salir de allí son algo estrictas.


Tras los redobles de los tambores asistimos a la entrega de los premios del Jurado Oficial del Cryptshow. Un acto que cuenta con la participación de todos los miembros del mismo y en el que se detallan los merecidos galardones de esta gran edición.


A continuación nos disponemos a ver el corto fuera de competición Justicia Justiciera III Kungfu Karate Annihilator (Rafa Dengrá, 2016) que también está a cargo del loco guion. Hilarante comedia-terror-gore que hace las delicias del público asistente. En él nos encontramos un poco de todo, predominando los mamporros y situaciones que se resuelven de la única manera posible, atizando de lo lindo. Dangrá ya nos deleitó con anterioridad con obras del calibre de La Sed Animal y Zombieworld (segmento: Brutal Relax). Estamos en el icónico año 1984, bandas callejeras repletas de asesinos vestidos al más puro estilo punk dominan el mundo. Para acabar con ellos los científicos crean un arma nuclear selectiva.


Nos metemos de lleno seguidamente en la Noche Oriental fruto de la colaboración del Festival con Las Nits de Cinema Oriental de Vic. Para empezar una performance que nos deja sin aliento. En ella nuestro héroe Zebraman, ayudado por sus amazonas, desafían a unas criaturas sacadas de lo más tenebroso de nuestras almas. El bien gana la batalla para nuestro bienestar y el del planeta.
Para finalizar el día una locura japonesa, como tiene que ser. Se trata de Fool Japan: The ABCs of Tetsudon de 2014. Tiene la particularidad que tras los bizarros mini cortometrajes el público debe votar de una manera algo singular. En pantalla van apareciendo monstruos gigantes, superhéroes de tres al cuarto, criaturas venidas del más allá, efectos especiales que parecen una competición para ver quién los hace más baratos y lo verdaderamente importante: diversión, mucha diversión. Acabaremos diciendo: ¡Quiero mi dinero!


Antes de despedirnos agradecer a la organización las facilidades dadas para realizar nuestro “trabajo”. Entrecomillo esto último porqué para nosotros asistir año tras año al Cryptshow es como estar en casa y es también pura diversión. ¡Hasta el año próximo!