Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 28 de junio de 2017

The Answer review


Título original: The Answer

Año: 2015

Duración: 83 min.

País: Estados Unidos

Director: Iqbal Ahmed

Guión: Iqbal Ahmed

Música: Erick DeVore

Fotografía: Kristoffer Carrillo

Reparto: Austin Hébert, Alexis Carra, David S. Lee, Adam Shapiro, Mark Deklin


Poderes especiales, amores terrenales.

The Answer se mueve a caballo entre el terror, la ciencia-ficción y la comedia romántica. El último calificativo es el que más se acerca a la realidad, cosa que desde nuestra perspectiva es lo mismo que si nos hicieran analizar el concurso de Miss Universo.

Ese principio algo negativo lo podemos dulcificar con algún apunte el cual lo podríamos denominar como interesante. La historia es bastante asequible. Un chico introvertido con poderes especiales, cual Peter Parker-Spiderman, busca su lugar en el mundo. El pobrecito está solo y únicamente recibe señales, de manera bastante divertida por cierto, de sus fallecidos padres. Tampoco penséis que sea capaz volar o  que pueda atravesar paredes con su mirada, no es para tanto. Esa disipación tiene su encanto, puesto que busques por donde busques no acabas de definirla del todo.

Otra cosa bastante divertida es la distorsión de la voz del malo de la película. ¿Qué voz alterada os viene a la cabeza en estos momentos? ¡Habéis acertado!, Darth Vader al habla. Como mínimo os arrancará una sonrisa.


Tras ser atacado, Bridd comienza a recibir señales dejadas por sus padres muertos, tiene que averiguar qué hay detrás de ellas y quién es él realmente.

The Answer es el único largometraje, hasta el momento, de Iqbal Ahmed. Sus trabajos, tanto anteriores como posteriores se centran en el mundo del cortometraje. Aparte de la dirección, en esta cinta es el encargado del guion con lo que su responsabilidad es absoluta. Se le puede achacar su deriva hacia la comedia romántica en una cinta que si se hubiera decantado por su parte más truculenta, sin duda habría podido ligar un producto idóneo para los amantes del género. Si la recomendamos a amantes de productos más edulcorados, nos dirán que algunas escenas no encajan con sus gustos. En fin, no se puede dejar contento a todo el mundo y eso que su ajustado metraje puede apaciguar algo los ánimos. Hablando ya intrínsecamente del guion, nos encontramos con situaciones no muy bien resueltas, lo que hace que continuamente nos preguntemos el porqué. Da la impresión de apresuramiento, aunque su ritmo sea bastante regular.

Es de aquellas películas que al finalizar uno acaba preguntándose porqué no se lo ha pasado tan mal, siendo tan evidentes los errores. Estaremos de acuerdo que un film es la suma de muchos factores que forman un todo. En esta ocasión, ese todo, acaba convirtiéndose en algo, como mínimo, digno.

En el apartado interpretativo destacar a la pareja protagonista: Austin Hébert en la parte masculina y Alexis Carra en la femenina. Buen trabajo el de ambos, aunque Carra abuse en exceso de sonrisitas románticas.


Estamos ante una cinta que no acaba de dominar del todo en que sitio quiere que la situemos. Yo solo he dado mi opinión, ahora os toca a vosotros verla.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan