Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 23 de enero de 2017

Blair Witch review


Título original: Blair Witch

Año: 2016

Duración: 89 min.

País: Estados Unidos

Director: Adam Wingard

Guión: Simon Barrett

Música: Adam Wingard

Fotografía: Robby Baumgartner

Reparto: James Allen McCune, Callie Hernandez, Corbin Reid, Brandon Scott, Wes Robinson, Valorie Curry


Lo que pudo haber sido y no fue.

Podemos afrontar está película de dos maneras, teniendo en cuenta que es un film de terror altamente comercial, es decir, enfocado al gran público, con los protagonistas prototipo más que conocidos por todos de actitudes más que sobadas y diálogos irrelevantes que podemos encontrar en otras producciones del estilo, bocinazos (subidas de volumen) a modo de susto cada x tiempo y un final más que previsible, pero que sí es lo que os gusta, adelante, ni lo dudéis, o por otro lado lo podemos afrontar como parte de la saga de la original El proyecto de la bruja de Blair, de 1999 en cuyo caso querréis salir de la sala.


En este último caso querréis abandonar el visionado, por varios motivos, esta tercera parte de la saga es antagónica en referencia a la original, encontramos que ya no se trata de un found footage, si que es cierto que se trata en su mayor parte de una película rodada cámara en mano, pero no en su totalidad. Además rompe con la esencia ya que donde la película del 99’ se hacía fuerte, en la insinuación en generar terror con lo que no se ve, la actual es explícita al 100% no tiene tacto en este sentido, es un survival como cualquier otro. Por motivos obvios no la comparo en cuanto a la originalidad pues no es posible.

Un grupo de amigos deciden adentrarse en los bosques Black Hills de Maryland para encontrar a la hermana de uno de ellos, a pesar de que la leyenda de la bruja de Blair sigue en boca de todos.

Esta nueva secuela cuenta como director con Adam Wingard, quien recordaréis por haber dirigido You’re Next, V/H/S o The Guest entre otras, y esto se nota, especialmente en la parte final del film donde hay una secuencia en concreto, rodada en interiores y jugando con la luz de una linterna que es realmente magnífica en cuanto a dirección se refiere, siendo una de las dos mejores cosas de todo el metraje. Aprovechando que lo menciono, anexo que la otra cosa que me ha gustado realmente del film, es una de las muertes de uno de los chicos, no solo por lo original, sino también por cómo está realizada, con un sonido que pone los pelos de punta. Dos rayos de luz en un día oscuro.


El guión corre a cargo de Simon Barrett, guionista de las tres películas mencionadas anteriormente entre otras, pudiendo decir, que desde luego no es de sus guiones más acertados, porque siendo realista y aunque la historia no da mucho más de si, no puede fallar en los personajes, así como los diálogos, resulta por ejemplo bastante absurdo que seis años después decidan ir a buscar a la desaparecida con la esperanza de que este viva, y a su vez el hermano que debería mostrarse más afectado está de cachondeo continuamente como si de un picnic en la montaña se tratara, nada me cuadra en esta historia he de añadir.

Conmigo que no cuenten para la siguiente.

Firma: Gerard FM.