Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 20 de junio de 2016

Expediente Warren: El caso Enfield review


Título original: The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist

Año: 2016

Duración: 133 min.

País: Estados Unidos

Director: James Wan

Guión: James Wan, Carey Hayes, Chad Hayes

Música: Joseph Bishara

Fotografía: Don Burgess

Reparto: Vera Farmiga, Patrick Wilson, Frances O'Connor, Madison Wolfe, Lauren Esposito, Patrick McAuley, Benjamin Haigh, Maria Doyle Kennedy, Simon Delaney.


Excelente dirección para una saga que empieza a repetirse.

Te puede gustar más o menos James Wan pero a este señor hay que hacerle un monumento. Y no por la calidad de sus películas, sino porque gracias a él se consigue que lleguen al público masivo un cine de terror puro y moderno en miles de salas por todo el mundo. Esto hace que sus producciones consigan buenas cifras recaudatorias que se pueden invertir en hacer más películas de este género y similares. No podemos vivir del pasado y destacar solo los grandes clásicos que tienen treinta años de antigüedad tirando por lo bajo. Hay que ir produciendo nuevas películas para que se conviertan en los referentes del día de mañana para que este cine nunca pase de moda.

El matrimonio Warren está pensando en dejar de encargarse de casos parapsicólogos por la terrible carga emocional y psicológica que van cargando con los años. Pero un nuevo caso en Londres les obliga a replantearse su posición por orden directa del mismo Vaticano.

Segunda entrega de las peripecias de los Warren que han creado su propio universo cinematográfico con secuelas y spin-offs, todos ellos basados en hechos reales ubicados en los años 60 y 70 (aunque quita algo de encanto cuando te enteras que tanto los casos de la anterior película como en esta se demostraron que eran montajes al cabo de los años). La película que nos ocupa es totalmente continuista respecto a la anterior, mismos protagonistas, un caso muy parecido y, de hecho, múltiples escenas que parecen calcos de la primera. Eso rema en contra, y no tiene buena pinta cuando en una segunda entrega empiezas a notar síntomas de falta de ideas. Aún con esas es una producción muy interesante, a años luz del 90% de producciones actuales pero creo que no llega a cumplir las expectativas (injustamente demasiado altas).


La dirección de James Wan roza la perfección, se ha convertido en un maestro del terror, domina los tempos, los giros de cámara, ángulos... por no hablar de la fotografía (obra de Don Burgess) e iluminación, simplemente inmejorables. También firma el guión junto a los hermanos Hayes, donde ahí sí que encuentro cosas menos acertadas, como la mencionada reiteración de ideas y “trucos”, y unas escenas tirando a románticas bastante sosas y tópicas. Vuelven a protagonizar Patrick Wilson (Insidious) y Vera Farmiga (The Bates Motel) que siguen sin demasiada química juntos, con mucho más protagonismo de Wilson respecto a la primera parte, si bien es un buen actor e interpreta bien su papel, es arrollado por el trabajo de Farmiga y de la joven Madison Wolfe (El heredero del diablo) que hacen un muy buen trabajo. Destacar el trabajo en la banda sonora de Joseph Bishara, asiduo de Wan desde hace años, composiciones espeluznantes.


En definitiva, es una película muy recomendable a la que le cuesta mantener el listón que ella mismo ha creado. La encontré un poco menos intensa en lo que a terror se refiere que la anterior pero igualmente es muy disfrutable en ese aspecto.  En algunos puntos tira demasiado de fantasía y eso puede sorprender (para mal) pero se puede asegurar de que si te gustó la primera Expediente Warren de seguro te gustará esta.

Firma: Oriol Hernández.