Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 18 de marzo de 2016

No crezcas o morirás review


Título original: Don't Grow Up

Año: 2015

Duración: 81 minutos

País: Francia

Director: Thierry Poiraud

Guión: Marie Garel Weiss

Música: Jesús Díaz, Fletcher Ventura

Fotografía: Matias Boucard

Reparto: Fergus Riordan, Madeleine Kelly, McKell David, Darren Evans, Natifa Mai, Diego Méndez


Interesante introducción que se deshincha completamente.

No crezcas o morirás no sería una historia de lo más original, pero tiene pequeños detalles que la diferencian de ser casi una copia de otras películas. Recuerda mucho a Cooties, pues el planteamiento es muy parecido pero intercambiando las víctimas, si en aquella eran los niños en esta son exclusivamente los adultos. O como la horrible El Incidente, que la infección podía venir de cualquier lugar, no se necesitaba ni ser mordido ni expuesto a un contagio, simplemente salías a la calle y ya estabas sentenciado. La diferencia está que en vez de suicidarte como en la de Shyamalan en esta la furia te volvía agresivo con quien te encontraras. Es más parecida todavía a Salvage por el comportamiento de los afectados, aunque creo que esta película es superior a esa. Como puedes comprobar casi del tirón se pueden recordar otros trabajos muy parecidos a este pero, no obstante, consigue crear su propio espacio por sus peculiaridades.

Un grupo de adolescentes que residen en un correccional de mínima seguridad despiertan sin ningún supervisor presente, al cabo de las horas deciden acercarse al pueblo aledaño para conseguir suministros. Ahí se darán cuenta de que todo adulto se ha vuelto loco.

El comienzo es brutal, después de una corta introducción a los personajes rápidamente se pone manos a la obra, con unas escenas que sorprenden por su violencia y crueldad. Resumiendo, los veinte primeros minutos son divertidos a rabiar, y yo ya me estaba frotando las manos, pero el bajón que da es tan pronunciado y el ritmo de la historia se vuelve tan lento que a los pocos minutos ya estás aburrido sin darte cuenta. Salvo en el caso del personaje interpretado por Fergus Riordan que es el que más profundidad consigue (o el único que tiene), no empatizarás con ningún otro y te dará igual lo que les pase. Además que todo y su corta duración las largas y lentas conversaciones se harán una constante, rozando lo desesperante.

Firma su tercer trabajo el director francés Thierry Poiraud, tras Atomik Circus – Le retour de James Bataille y Goal of the Dead, ambas producciones de terror y comedia. En este caso la deja totalmente de lado, creo que salvo algún chascarrillo perdido un poco más de humor le habría venido bastante bien. Tiene muchos problemas con el ritmo, pone todos sus ases en las primeras escenas y después de estas va cuesta abajo y sin frenos hasta un desenlace muy (pero muy) flojo. En cuanto al guión de Marie Garel Weiss no se suele exigir una explicación de como empezó un contagio masivo en el mundo del cine, en especial con los zombies, pero algún dato sobre los motivos tan específicos en este caso no habrían estado de más. Fotografía competente de Matias Boucard, que convierte Tenerife en una isla británica fría y gris. Reparto plagado de adolescentes poco reconocibles con el mencionado Fergus Riordan y Madeleine Kelly como protagonistas, bastante correctos ambos a diferencia de Natifa Mai que me pareció directamente mala.

Me pones esta película como un corto de veinte minutos y me habría parecido un producto divertido. Nada más lejos. Película lenta y sosa que pese a su corta duración consigue hacerse larga.

Firma: Oriol Hernández.