Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 14 de diciembre de 2015

Knock Knock review


Título original: Knock Knock

Año: 2015

Duración: 99 min.

País: Estados Unidos

Director: Eli Roth

Guión: Eli Roth, Nicolás López, Guillermo Amoedo

Música: Manu Riveiro

Fotografía: Antonio Quercia

Reparto: Keanu Reeves, Ana de Armas, Lorenza Izzo, Aaron Burns, Ignacia Allamand, Colleen Camp


Un acoso al cuarentón, simple y previsible.

Eli Roth, el archiconocido realizador especializado en gore y violencia extrema, se atreve ahora con un thriller de suspense y el resultado se aleja mucho de poder calificarse como bueno. Como no podía ser de otra manera, lo último del director se recibió con grandes expectativas y también recogió una enorme disparidad de opiniones entre la concurrencia. Por un lado los fans más acérrimos del director quedaron gratamente sorprendidos con la evolución del realizador y agradecieron el cambio de género; y por otra parte los incondicionales, no menos tenaces, que anhelaban una película plagada de fluido vital y sexo a raudales,  quedaron bastante decepcionados. Ya lo indica el dicho: “nunca llueve a gusto de todo el mundo”.

Lo cierto es que Roth se ha quedado lejos de aquellas películas llamadas de culto por los seguidores del género, como fueron Cabin Fever o Hostel. La frescura que demostraba entonces no se vislumbra ahora por ningún sitio y se centra en sacar el máximo partido, a una historia que resulta bastante plana y predecible. También los personajes se muestran poco desarrollados y no acaban de conectar con el espectador. Dentro de sus limitadas posibilidades interpretativas, Keanu Reeves, Ana de Armas y Lorenza Izzo dan todo lo que tienen para defender el proyecto y lo consiguen sólo a medias.

El irregular argumento, desarrollado por el mismo Roth y basado en una humilde producción de 1977 llamada Death Game, comienza de forma prometedora; para luego situarse en una especie de aturdimiento, donde las circunstancias son tan forzadas que se ven venir una hora lejos y no consiguen crear la tensión para la que fueron ideadas. Además, cuando la situación parece ponerse seria se soluciona de una forma nada contundente y deja un superfluo regusto a quien tenga la pretensión de ver algo impactante y profundo.

En plena noche un cuarentón de buen ver y padre de familia, recibe la inesperada visita de dos chicas sin demasiados perjuicios morales, que le incitan para hacer un trío con ellas. No tardará en darse cuenta del tremendo error que ha cometido, al dejarse llevar por sus deseos carnales.

Somos conscientes de que Roth es capaz de mucho más y esperamos con ganas sus próximos proyectos. De momento, Knock Knock se queda en una idea fallida donde ni el título resulta convincente. Sin lugar a dudas, lo más innecesario que ha llevado a cabo el director en toda su carrera.

Firma: Sergio Bosch.