Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 24 de diciembre de 2015

A Christmas Horror Story review


Título original: A Christmas Horror Story

Año: 2015

Duración: 99 min.

País: Canadá

Director: Grant Harvey, Steven Hoban, Brett Sullivan

Guión: Jason Filiatrault, James Kee, Sarah Larsen, Doug Taylor, Pascal Trottier

Música: Alex Khaskin

Fotografía: Gavin Smith

Reparto: George Buza, Percy Hynes White, Rob Archer, Jeff Clarke, Jessica Clement, Robert Coughler, Zoé De Grand Maison, Amy Forsyth, Ken Hall, Shannon Kook, Debra McCabe, Paige Moyles, Michelle Nolden, Alex Ozerov, William Shatner


Divertida antología navideña que no acaba de explotar.

A Christmas Horror Story es una compilación de diferentes historias relacionadas entre sí en mayor o menor medida. Lo que pasa casi siempre en este tipo de películas es que suele haber alguna historia que cojea en ella que baja el nivel general de toda la cinta, aquí sale un poco mal parada pues hay una historia bastante buena y divertida, dos correctas sin más y una muy floja que encima es la más larga de todas, y curiosamente la que menos referencia hace a la navidad.

No todo es felicidad en nochebuena, Santa Claus tiene un mal presentimiento acerca de un antiguo enemigo que puede acabar con la navidad, y ya puestos con el mundo.

La historia ganadora es sin lugar a dudas la que rodea al personaje de Santa Claus, es la más divertida, la que tiene más acción, mejor diseño y la más carismática. Y esto la película lo sabe, pues es la que menos minutos tiene pero la única que aparece en el cartel y la que más espacio ocupa en el trailer. Es sencilla de seguir, está repleta de humor y tiene un final sorprendente que te dejará con los ojos abiertos. Lamentablemente el resto de historias no consiguen hacerle sombra, el segmento del Krampus y el del duende tienen su gracia, pero la de los adolescentes grabando un documental lo veo totalmente fallido, por largo, lento y sin demasiado interés. Con muchos golpes de sonido para asustarte y una historia sin mucho fundamento (aunque a decir verdad, ninguna tiene mucha chicha). Va haciendo pequeñas incursiones de found footage pero tampoco son nada del otro mundo.

La de Krampus sería la segunda en calidad, bastante divertida y entretenida con un par de personajes bastante decentes. El diseño de la criatura es un híbrido entre un fauno y un caminante blanco ciclado, sin ser ninguna maravilla me gustó algo más el de Krampus - Maldita Navidad. El argumento es bastante ágil y no deja mal sabor de boca, salvo por el final, un poco cogido por los pelos. Para la historia del duende está a medio camino de calidad comparándola con las otras, pues sin ser tan floja como la historia de los adolescentes tampoco es ninguna maravilla, es algo lenta y redundante. El espectador va más rápido entendiendo la situación de lo que lo hacen los personajes y eso hace que tenga un ritmo demasiado pausado y al igual que la anterior su final no es todo lo satisfactorio que se podría esperar. Dirigen el trío Grant Harvey, Steven Hoban y Brett Sullivan. Desconozco si se han repartido las historias y cómo pero viendo las especialidades de cada uno (el primero en dirección, el segundo en producción y el tercero en edición) no me extrañaría que hayan colaborado mano a mano en toda la cinta. En diseño y producción A Christmas Horror Story tiene una alta calidad, en especial una vez más, la historia de Santa Claus. Pero falla mucho en la edición, las diferentes historias se van cortando para seguir con otra pero a menudo estos cortes no están bien pensados, te cortan la historia en pleno clímax para ir a otra con un ritmo mucho más lento que te corta el rollo, y a su vez hay que esperar un buen rato para seguir por donde lo había dejado antes, perdiendo por completo toda la intensidad que había logrado.

Bonita producción con un gran final, que hace pensar que si hubieran tirado más por ese camino estaríamos hablando de un pedazo película, y que lamentablemente, no se puede decir del producto final, algo simplón. Tiene algunos puntos bastante buenos pero en sus bajadas de ritmo está su peor baza.

Firma: Oriol Hernández.