Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 4 de abril de 2016

Martyrs review


Título original: Martyrs

Año: 2015

Duración: 81 min.

País: Estados Unidos

Director: Kevin Goetz, Michael Goetz

Guión: Mark L. Smith

Música: Evan Goldman

Fotografía: Sean O'Dea

Reparto: Troian Bellisario, Kate Burton, Bailey Noble, Elyse Cole, Blake Robbins, Eve Nigro, Melissa Tracy, Ever Prishkulnik, Marguerite Nocera


Nunca debió existir.

No soy muy partidario de los remakes, pero es cierto que en contadas ocasiones hay películas que dan pie a su remake, ya sea porque el paso de los años les ha sentado mal o que su remake aporte algo nuevo y fresco a su antecesora. En el caso de Martyrs desgraciadamente no se da ninguna de estas dos premisas, por lo que tenemos un producto que falla en todos y cada uno de sus aspectos. Lo único que han querido hacer desde la gran industria americana es aprovechar el tirón y el nombre de esa película de culto francesa, que tanto a dado que hablar y que hace unos años puso al cine francés de género en boca de todos.

Lucie logra escapar de sus captores, pero aunque físicamente no corre peligro, su mente no volverá a ser la misma. Sola en un orfanato encontrara alivio junto a su nueva y única amiga. Pero los fantasmas de su pasado no dejan de atormentarla, clamando venganza por ese tiempo que estuvo cautiva e indefensa.

Como tantos remakes, a lo largo de los años han ido corriendo diferentes rumores, directores de lo más variopintos y actores que a día de hoy sería imposible imaginarlos en una película de este tipo, pero finalmente los encargados de llevar a cabo este imposible remake fueron los hermanos Goetz que traían buenas credenciales gracias a las buenas críticas de su anterior film y debut en el largometraje, Scenic Route. Lástima, pues soy de la opinión que no importa quién llevara la batuta en este remake, la partida estaba perdida desde un inicio, aun así, con un esfuerzo enorme de imparcialidad visione el film, y el resultado es tan desalentador como esperaba.

El guión de Mark L. Smith (un guionista fuertemente vinculado con el terror) puedo dividirlo en dos segmentos fácilmente diferenciables si has visto la Martyrs original. La primera hora la resumo en un corta pega total del metraje original de Pascal Laugier, la segunda parte del film en un esfuerzo por llegar al público americano, destrozan totalmente la base de la película, dándole un giro totalmente forzado e innecesario que para mi humilde opinión se carga toda la gracia.

En cuanto a las actuaciones, sus dos protagonistas, Troian Bellisario y Bailey Noble no realizan una mala interpretación, eso sí, siempre y cuando no las comparemos con sus homónimas de la cinta original, cosa difícil cuando estamos analizando un remake. Pues tanto Morjana Alaoui como Mylène Jampanoï superan con creces a sus dos nuevas sustitutas.

Realmente mientras veía la primera Martyrs sentía como la piel se me erizaba y había momentos que me sentía incomodo viendo las torturas o las caras de dolor de su protagonista. Con este remake en ningún momento he sentido algo parecido, a decir verdad algún bostezo se me ha escapado durante el metraje. Creo que no hace falta decir nada más, las comparaciones son obvias, como también es obvio cual de las dos sale como abrumadora ganadora. Lo siento por los Goetz Brothers pues su debut fue prometedor, pero los señores de Blumhouse se han encargado de lapidarlo.

Firma: Omar Parra.