Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 16 de octubre de 2015

Crónica Festival de Sitges 2015 día 6


Miércoles 14 de Octubre

Conforme van pasando los días se va confirmando algo que de buen principio ya íbamos intuyendo, y esto es la calidad de las películas que se van proyectando. No estamos hablando de ningún film en concreto, pero el término medio es alto, muy alto. Felicidades a los programadores y a toda la organización.

Para variar nos toca madrugar, nos espera en el Auditori la proyección de Green Room de Jeremy Saulnier. Divertida película llena de referencias a la cultura pop y a la generación X, con un gore bastante realista y el lujo de contar con el gran Patrick Stewart como villano. Una banda de punk rock da un concierto en una sala llena de skins. Una vez terminado el mismo serán retenidos al descubrir por accidente un cadáver.

Toca la hora de las entrevistas. Para empezar contamos con la presencia de Tianna Nori, actriz de la canadiense The Demolisher. Agradable conversación en la cual nos explicó su rol en dicho film y sus futuros proyectos.

A continuación una doble. Valentín Javier Diment y Sebastián Cortés, director y co-guionista respectivamente de El Eslabón Podrido. Amena y divertida en la cual nos contaron los entresijos del rodaje de un film que nos causó una gran impresión.

Para asistir a la siguiente proyección casi nos tendríamos que haber puesto de etiqueta, el hecho de ser proyectada en el Auditori, engrandeció todavía más un gran espectáculo visual. Estamos hablando de un clásico entre los clásicos, Macbeth, dirigida por Justin Kurzel y que refleja fielmente la obra original de William Shakespeare, incluyendo el libreto. Tenemos la suerte de asistir a las magníficas interpretaciones de Michael Fassbender y Marion Cotillard. Una adaptación que no por ser fidedigna al original deja de estar rodada de manera visceral.

En la misma sala y a continuación toca el visionado de February, coproducción Estados Unidos-Canadá con la dirección de Osgood Perkins. Asistimos ilusionados a su ópera prima, al salir de la sala ya no lo estamos tanto. Excesivamente lenta, no termina de generar la atmósfera necesaria para el golpe final, que también resulta ser excesivo en cuanto a las explicaciones que ofrece. Tres jóvenes unidas por una serie de misteriosos acontecimientos, verán como la inquietante fatalidad se apodera de las imágenes.

Aprovechando una pequeña parada a primera hora de la tarde hacemos entrevista a Lucio A. Rojas, director de la chilena Sendero. Divertida y muy interesante que esperamos podáis degustar próximamente.

En la sala Tramuntana nos espera Assassination, film coreano de Choi Dong-hoon. De entrada asusta un poco su duración, pero nos encontramos con más de dos horas de diversión, comedia y unas escenas de acción de altísima calidad. Gran sorpresa que hizo las delicias del público que no dejó de aplaudir ni un momento. En los años treinta en la Corea ocupada por los japoneses, se contrata a un equipo de asesinos para eliminar al comandante al cargo.

Va pasando la tarde y toca desplazarse al Prado para ver la experimental H. de Rania Attieh y Daniel Garcia. Coproducción Estados Unidos y Argentina. Filosófica película que deja la conclusión final a opinión del espectador. Una serie de extraños sucesos están ocurriendo en todo el mundo. Dos parejas de diferentes edades verán cómo estos acontecimientos afectan a sus vidas.

Seguimos en la misma sala con Free Fall del húngaro Gyorgy Palfi. Teníamos ganas de ver lo nuevo de este director y ¡madre mía! Hora y cuarto de risas y locura, en una cinta completamente surrealista. Una mujer se tira desde la azotea de su edificio, mientras vemos la vida cotidiana de sus vecinos, cada una más rara que el anterior.

Encaramos el final del día con la penúltima proyección The Survivalist de Stephen Fingleton. Producción de la Gran Bretaña que como su propio nombre indica es una historia de supervivencia, pero en este caso no es contra zombis sino contra nosotros mismos. Crítico film de conciencia social que muestra una realidad dura, donde la tensión hace innecesario los diálogos. Cien por cien recomendable. En un futuro incierto, el consumo desmesurado ha creado un desequilibrio y los recursos naturales son inexistentes.

Para acabar el día, Nina Forever de los ingleses Chris Blaine y Ben Blaine. Interesante film que mezcla sabiamente realidad y ficción. Las situaciones, lejos de resultar cómicas, acaban siendo conmovedoras. En nuestra opinión la parte más dramática desmerece un poco la totalidad de la historia. Ben, doctor en matemáticas, consigue ligar con Holly, una compañera del supermercado donde trabaja. Su ex-novia, Nina, fallecida en un accidente de tráfico, está todavía presente en su vida, además con un poco de mala leche.