Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 13 de octubre de 2015

Crónica Festival de Sitges 2015 día 3


Domingo 11 de Octubre

Empezamos el día con una delicia turca y no estamos hablando de comida, se trata de Baskin, que lejos de ser un manjar exquisito nos mete directamente en el infierno. Can Evrenol ha realizado este largometraje después del corto del mismo nombre y su resultado es espectacular, con la particularidad de estar rodada sin miramiento alguno con un dominio de la iluminación magnífica. Una patrulla de la policía ha de introducirse en un antiguo templo que ha sido también un manicomio abandonado. Detrás de la puerta se esconde un mundo que ni en sus peores sueños habían imaginado.

La siguiente película de la mañana llega desde Japón, Love and Peace, es una de las películas que Sion Sono presenta en el Festival de Sitges. Una de Sion diría, para ver una película del afamado director japonés hay que estar preparado, la sorpresa, eso si, esta garantizada. En esta ocasión la historia es muy sencilla, al menos eso parece, pero esta rodeada de un universo cautivador que nos mete dentro de la historia principal y ya en su recta final se va un poco de madre. Ryoichi es un hombre gris y solitario hasta que conoce a Pikado, una preciosa tortuga. Para librarse de las burlas de sus compañeros de trabajo ha de tirar por el water al animal, el cual inicia un viaje que al fina acabara uniéndose al del protagonista.

Turno para las entrevistas que iremos editando para que podáis disfrutar lo más próximamente posible, empezamos con el internacional actor Hongknonés Simon Yam, que muy afablemente contesta a todas las preguntas. Seguimos con los alocados directores de Turbo Kid, Anouk Whissell, François Simard y Yoann-Whissell, tres auténticos seguidores del festival y del cine más freak. Con ayuda de un traductor francés nos lanzamos con Cédric Anger, director de La prochaine fois je viserai le coeur, distendida entrevista donde nos aclara varios aspectos de la película, que seguro contentaran a todos aquellos que hayan disfrutado del film. Turno para el catalán Eduard Grau, director de fotografía de la aclamada The Gift, interesante entrevista donde nos explica su trayectoria, las dificultades de rodaje y el trato con el director Joel Edgerton. Recta final de entrevistas con Ted Geoghegan director de We Are Still Here y con el director Alberto Marini y la actriz Maiara Walsh de la película Summer Camp posiblemente una de la película que dará mucho que hablar.

Llega el momento de la masterclass de Oliver Stone, portada de la crónica de hoy, variedad absoluta de preguntas por parte del público, que quieren saber cosas muy concretas sobre alguno de sus guiones, así como aclaraciones de alguna de sus películas. En la recta final, las preguntas se vuelven de índole más político, preguntando sobre sus documentales, responde de manera clara, y aprovecha para patrocinar su libro, basado en uno de su documental La historia no contada de los Estados Unidos.

Continuamos el día y nos trasladamos al continente asiático y lo hacemos de la mano de Two Thumbs Up a pesar de tenerla que incluir en el más puro estilo de las películas de acción hongkonesas, este film se separa un poco de lo ya visto, no en vano su director Lau Ho-Leung debuta detrás de las cámaras después de un intenso trabajo como guionista. La acción está garantizada, pero tiene ingredientes para que se diferencie un poco de lo ya visto. Big F, reúne a su banda para proponerles un plan que en principio parece una locura, hacerse pasar por policías para robar un extraño botín.

La cosa sigue con Tag. El principio del film es para no perdérselo, te quedas con la boca abierta esperando que todo siga esa espectacular locura. Desgraciadamente eso no sucede, ya que deriva en algo mucho más complicado. Es una película muy especial, indicada para los recalcitrantes de un Sion Sono en estado de gracia. Mitsuko asiste despavorida a la decapitación masiva de todas sus compañeras en una excursión escolar. Nada será normal a partir de entonces.

Cerramos el día cargado de películas asiáticas con una cinta procedente de Hong Kong, Port of Call, un drama en torno al asesinato de una joven, a manos de un camionero con el que mantenía una relación virtual.