Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 8 de julio de 2015

Sin Tiempo para Morir review


Título original: Sin Tiempo para Morir

Año: 2015

Duración: 26 min.

País: España

Director: Félix Cárdenas y José Cano

Guion: José Cano y Albert Coll

Música: The Thimidos

Fotografía: Juan Carlos Ceinos

Reparto: Trini Montoliu, Richie Ormon, Laura Millaruelo, César Riola, Mari Martínez, Laura Serrano, Elena Serrano


Si llega tu hora no tengas mucha prisa.

Con intención o sin ella, las obras que dan un giro en cualquier parte de su metraje gozan ya de entrada con el beneplácito de, por los menos, el público. La ventaja de que pase esto en un corto es que evitas las deserciones debido a su escasa duración. Como diría aquel, no da tiempo.

Otra cosa es el humor negro, esa cosa tan nuestra y en la cual nos movemos como pez en el agua. En algo ha contribuido este país al lenguaje cinematográfico. Ya vais viendo por dónde van los tiros. Mezclamos esos ingredientes, con una buena dirección, una historia curiosa y unas interpretaciones sobrias y convincentes y tenemos este film que sentimos muy próximo. Eso también es un arma de doble filo, en el sentido de que esa corta distancia puede no dejarnos ver lo que realmente importa que es el producto final. Hemos intentado que esto no ocurriese, no sé si lo habremos conseguido.

Los calificativos a veces tienen bastante mala leche, en esta ocasión creo que está bien decir que es un drama de terror aderezado con humor negro.

Félix Cárdenas y José Cano llevan ya tiempo en esto y creo que han acertado plenamente al dar un giro en su carrera. El esfuerzo es notorio y se nota. No obstante se pueden percibir pinceladas marca de la casa, pero en esta ocasión están colocadas con rigor, apartándose un poco de ese sello suyo tan personal y tan para su público. Al abrir el grifo han conseguido que esta sea una obra que se pueda degustar por todo tipo de espectador.

Una mujer se siente acongojada al recibir la noticia de que a su marido le queda poco tiempo de vida. La cuestión está en acelerar el proceso y a qué precio.

En la parte más técnica, de entrada disculpar los pequeñísimos problemas de imagen fruto de las prisas. Tampoco es para tenerlo muy en cuenta. Con eso no vamos a desmerecer la excelente fotografía de Juan Carlos Ceinos. Uno de los puntos fuertes es el guión de José Cano y Albert Coll, destila mala leche, siendo los diálogos uno de los ingredientes por los que la gente disfrutará de lo lindo. Y es que el cine es básicamente eso, conseguir que la gente se lo pase bien.

En cuanto a las interpretaciones, destacar a Trini Montoliu que lleva casi todo el peso de la cinta y a Richie Ormon, un convincente enfermo terminal al cual no se le acaba el buen humor ni en el lecho de muerte. Para no explicar mucho, decir que a Laura Millaruelo le toca poner en escena a un personaje, como mínimo peculiar.

Para acabar destacar el esfuerzo realizado por todo el equipo, lo que queda reflejado en un cortometraje que puede perfectamente competir con otros de mucho más presupuesto.

Firma: Josep M. Luzán.