Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 7 de noviembre de 2014

Suburban Gothic review


Título original: Suburban Gothic

Año: 2014

Duración: 90 min.

País: Estados Unidos

Director: Richard Bates Jr.

Guión: Richard Bates Jr., Mark Bruner

Música: Michl Britsch

Fotografía: Lucas Lee Graham

Reparto: Matthew Gray Gubler, Kat Dennings, Ray Wise, Barbara Niven, Muse Watson, Sally Kirkland, Mel Rodriguez, Jeffrey Combs, John Waters, Ronnie Gene Blevins


Terror surrealista en una mente trastocada.

La ventaja de tener recursos es que ante el peligro de que te encasillen en un tipo determinado de género, sabes escabullirte con soltura. Richard Bates Jr. tiene ese don, camina siempre en el filo de la navaja que separa la típica y tópica comedia edulcorada para adolescentes y algo más serio y para todo tipo de públicos.

Su marca de fábrica, que se muestra más en Suburban Gothic que en su anterior obra Excision, es el cinismo, eso sí, aderezado con pinceladas de un surrealismo cómico que lo hacen visualmente muy atractivo y con la particularidad de que el interés no decae en ningún momento. Otro de sus puntos fuertes es el de meterse en la mente de unos personajes algo locos, y eso lo hace admirablemente al hacernos ver lo que ellos ven, lo que en ocasiones provoca alguna carcajada y en otras que nos quedemos acongojados y perplejos.

Que Raymond haya estudiado un MBA no quiere decir que esté bien de la azotea y vea cosas que los demás mortales ni siquiera sueñen, al no encontrar trabajo se ve obligado a ir a casa de sus padres, una curiosa pareja la cual ni intuye ni sospecha las particularidades más recónditas de su hogar.

Originalísima comedia de terror, que hará las delicias de unos espectadores que al principio asistirán con algo de temor al aluvión de unas imágenes que parecen inconexas pero que poco a poco, como si resolvieran un puzle, irán encajando y acabaran perdiendo ese respeto inicial. Eso es quizás lo que haga que no disfrutemos de este film desde su principio, es como si dijéramos, que le cuesta arrancar. La explosión final de gags recompensa un poco, justito pero no es tarde. Los autores de un guión tan fresco son el mismo Richard Bates Jr. y Mark Bruner que proviene del mundo televisivo.

Nos tenemos que detener para hablar de unas interpretaciones de alto nivel. Empezamos con el protagonista Matthew Gray Gubler, cuyo bagaje nos remite también en gran medida a la televisión de mano de la serie Mentes Criminales en la que en algunos capítulos ejerce la dirección. En esta película aporta soltura, componiendo un personaje que aunque a primera vista parezca simple, se va convirtiendo en algo más complejo. Seguimos ahora con la coprotagonista no es otra que Kat Dennings, que pese a su juventud tiene un currículum que quita el hipo, iniciando su trayectoria, siendo eso sí una niña, con Sexo en Nueva York. Su ascendencia europea le aporta un físico muy peculiar que encaja perfectamente con lo que se quiere expresar. El papel de padre le toca a todo un clásico, Ray Wise, su periplo es impresionante. Si tuviéramos que destacar algo de su carrera sería su papel de Leland Palmer en la celebérrima Twin Peaks, su interpretación en esta ocasión es técnicamente perfecta y la química con el protagonista es de resaltar. Para finalizar hablar de Barbara Niven, que ha desarrollado casi toda su carrera en el mundo catódico, y que compone una sofocada madre capaz de todo para que su hijo sea feliz.

Una curiosa y original cinta que hay que mirar sin resquemor. Al principio no sabremos que estamos viendo, luego nos ira convenciendo hasta llegar a un final un poco edulcorado.

Firma: Josep M. Luzán.