Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 5 de julio de 2014

Crónica Cryptshow Festival 2014 día 3


Viernes 4 de Julio

Llegamos ya al tercer día en el Cryptshow Festival, podemos aseguraros que el nivel de las producciones que se están viendo estos días son de un nivel muy elevado. Ya no sabemos con qué nos sorprenderán, pero bueno vamos con la mente abierta esperando ser aun más sorprendidos.

La tarde arranca con la segunda parte de la antología del terror V/H/S/2 la cual por suerte recientemente ha conseguido distribución en España. Una película como define nuestro compañero Omar Parra: “Misma fórmula, MÁS BRUTAL”. De visionado obligatorio para los amantes del terror.

Empezamos el bloque de cortos con una producción francesa, un tanto infantil se trata de Skom. Stanley de 10 años convence a Mickey, que el conserje de su escuela primaria esconde una criatura. Equipados con armas “caseras” irán a averiguar qué se esconde.

Seguidamente llego uno de los platos fuertes del bloque Moritz und der Waldschrat un producción alemana con una muy buena producción. El joven Moritz y su familia se ven arrastrados a la soledad, por culpa de una enfermedad que sufre su hermano Adan. Todo cambiará cuando Moritz descubre a un hombre desconocido que le pide ayuda encerrado en un árbol.

Nos encontramos ahora con la cuidada producción francesa Mocking Death, o como distraer a la Muerte para que no se te lleve. Fue candidata a ser incluida en The ABC’s of Death 2, premio que al final se llevó M is for Masticate. Está claro que esta letra dio mucha guerra al jurado.

Ahora nos toca lidiar con Hogar, hogar, cortometraje español con el manido tema del fin del mundo como trasfondo. Una pareja vive desde hace un año en una especie de bunker protector. Pero los alimentos escasean, no toca más remedio que salir al exterior.

Le toca el turno a Sed Animal, cinta catalana que trata del hallazgo de la grabación de un exorcismo efectuado en 1956. Su posterior y concienzudo estudio arroja alguna que otra sorpresa.

Para finalizar esta primera parte competitiva, nos disponemos a degustar The Last Ten, producto 100% británico que narra la historia de una comunidad de vecinos que tiene a la escalera como una protagonista más. El último piso esconde algo que es de todo menos agradable.

No queremos pasar por alto el pase del cortometraje fuera de competición Te Quiero Demasiado, al cual asistió su director y protagonista Jon Kieb, que da rienda suelta a una imaginación un poco retorcida para explicarnos algo que quizás sea simplemente amor.

La segunda parte de esta tercera jornada de cortos a competición, destaca por unos elaborados guiones, que dan para mucho más que para un formato un tanto encorsetado para todo lo que quieren explicar. Por eso no es de extrañar la excesiva duración de algunos de ellos.

Para empezar tenemos The Case of Mary Ford. Film con la matrícula del Reino Unido, que paradójicamente narra la historia de unos griegos que emigran a los Estados Unidos en busca de un futuro mejor o quizás sería mejor decir para huir de un oscuro pasado.

Seguidamente le toca al turno a la animación, en este caso de factura francesa llamada La Bête, que sorprende por su originalidad en el apartado técnico, aunque no tanto por la historia. Mirada fríamente podemos afirmar que es una lección de danza representando la lucha entre el hombre y la naturaleza más salvaje.

Para que no decaiga la fiesta, otra francesada: Je ne suis pas Samuel Krohm, que está basada en el universo malsano del escritor norteamericano H.P. Lovecraft, y que encaja perfectamente con la exposición colectiva dedicada a él, realizada en esta edición del 2014 del Cryptshow Festival. Destacar que este magnífico cortometraje está realizado por el ESAV, algo así como nuestro ESCAC pero de Toulouse. No nos extrañe que después nos quedemos con la boca abierta con el cine hecho en ese país, si los principios son así...

A continuación una obra de 1’ 30” de duración llamada La hierba del diablo, del siempre sorprendente cine mexicano, y que esta vez abusa demasiado de la concisión, ya que por jugar a esto, se deja alguna cosa importante por el camino.

Para finalizar este tramo y la jornada, una gran traca final, la estadounidense Sequence, acertadísima cinta que mezcla magistralmente la ensoñación, la violencia, el absurdo y todo ello sazonado con un ligero toque gore, que ha hecho las delicias de todo el público asistente. Un gran final para una gran sesión.