Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 3 de julio de 2014

Canis review


Título original: Canis

Año: 2013

Duración: 17 min.

País: España

Director: Marc Riba, Anna Solanas

Guión: Marc Riba, Anna Solanas

Música: Aleix Pitarch

Fotografía: Anna Molins

Reparto: Animación


Espeluznante y bellísimo cuento.

Parece que le estoy cogiendo el gustillo a esto de la animación. La verdad es que me lo ponen muy fácil con obras como Canis. No obstante, voy a intentar obviar esta manera de hacer cine que tantos adeptos arrastra. Un cortometraje de esta envergadura requiere el tratamiento que toda buena película pueda merecer.

Teo es un hombre joven que vive aislado junto a su padre y a su perro, acorralada la casa donde viven por una jauría de canes salvajes. No pueden salir, pero entre la rabiosa manada que les acecha, puede que esté escondida la única parte feliz de su desdichada vida.

Tras esta pequeña sinopsis, decir que la calidad técnica la vemos ya desde las primeras imágenes. El ritmo no decae en ningún momento, viene marcado por un guión, obra de los mismos directores Marc Riba y Anna Solanas. Muy bien estructurado y que no deja nada por explicar, ¡además de manera clara y concisa! Esa calidad que he comentado, muy a menudo sirve para esconder la falta de ideas, en este caso sirve como hilo conductor a una historia fantástica en todos los sentidos de la palabra, y que no duda en usar el terror y el miedo para explicarla.

Entre los pocos peros que se le podrían poner, sería el uso y abuso del maltrato a animales, aunque en este caso está clarísimo que ninguno real sufre ningún daño, pero da cosa ver las excelentes escenas de la fiereza más salvaje que esos animalitos poseen. De todas maneras creo que aquí se esconde la metáfora de esta magnífica cinta, solo hace falta cambiar la raza canina por otra que se desplaza sobre dos patas, que vive en ciudades y que algún iluminado llamó homo sapiens.

La cosa da para mucho como podéis observar. Entre los flashes que me vinieron a la mente mientras la veía, era cierta similitud con una obra maestra, donde los animales también son protagonistas, llamada The Turin Horse de Béla Tarr, entre otras cosas por la sensación de soledad y por una cotidianidad que no por absurda deja de ser un refugio.

Para no dejarme a nadie, destacaré por sus magníficos trabajos a Aleix Pitarch en el apartado musical, y a Anna Molins en la fotografía.

Fieles al mundo de la animación, Marc Riba y Anna Solanas siguen sorprendiendo al personal en un tándem al cual animamos, nunca mejor dicho, a pasarse a otros formatos, aunque si la calidad de sus productos se ha de resentir, preferimos que ese binomio dure muchos años, espectadores expectantes, como el que escribe estas líneas, no les faltaran.

Firma: Josep M. Luzán.