Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 24 de diciembre de 2013

Shotgun Wedding review


Título original: Shotgun Wedding

Año: 2013

Duración: 92 min.

País: Estados Unidos

Director: Danny Roew

Guión: Patrick Casey, Worm Miller

Música: Ryan Gaines

Fotografía: Bryce Fortner

Reparto: Mike Damus, Kim Shaw, Joel McKinnon Miller, Kevin Christy, Kelsey Ford, Eric Nenninger, Bonita Friedericy


Hasta que la muerte nos separe.

Robert y Rosmary son dos enamorados a punto de dar el siguiente paso en su relación y casarse. Tras la cena de compromiso marcada por los excesos y los excéntricos discursos de familiares y amigos, y continuar la fiesta hasta altas horas de la madrugada, Robert se verá implicado en un incidente, que a pesar de no ser excesivamente grave, puede llevar al traste todos los del día de su boda.

Con el único afán de que su novia disfrute del día perfecto y mal aconsejado por un elenco de personajes políticamente incorrectos: Madre obsesa y neurótica, padrino inútil, excombatiente de Irak. Nuestro novio se enfrentará a un devenir de sucesos inesperados y desproporcionados con la finalidad de esconder al público el incidente.

Primer film de Danny Roew hilarante y entretenido que nos divertirá de principio a fin que aunque en un principio, nos pueda recordar a cierta saga de películas de terror, a medida que avanza el film iremos deleitando sus diferencias, en gran parte, por la amplia experiencia del director en sus anteriores trabajos en documentales.

Nos encontramos ante un film que aunque sin grandes pretensiones; citando el inicio de este “Si alguien encuentra estas cintas que las lleve a policía o a Sundance”; plantea una alternativa bastante seria y bien elaborada a los films habituales, que en algunas ocasiones nos hace olvidar que estamos ante una película, sino más bien ante un making of de la boda de unos conocidos, que incluye hasta el último de los clichés de estas soporíferas ceremonias. Por suerte, y para los menos fans de las ceremonias, son constantes las salidas de tono, los chistes fáciles, el choque de egos entre personajes, también habituales, que suelen quedar fuera de cámara y en el film aportan un toque de frescura.

Un gran detalle que me gustaría resaltar, es la inclusión de escenas grabadas con action cam, que no solo aporta una de las parte más cómicas del film, sino que además están perfectamente integradas y aportan uno de los mayores atrevimientos de este film.

En cuanto al reparto, abundan los actores de reparto y caras desconocidas, pero no por ello se pierde un ápice de calidad en su interpretación. Del amplio repertorio, remarcar:
Mike Damus, el novio, que durante toda la película anda dando bandazos mal aconsejado; Kim Shaw la novia, que no se entera de nada y solo quiere ser una princesita en su día; Bonita Friedericy que nos sorprende con una inmensa interpretación de la “madre obsesa”, el mejor personaje en este film sin lugar a dudas; Corey Brill, el único cámara que se entera que está pasando y que se espabila para conseguir un buen sobresueldo.

Resumiendo, un más que estupendo film que hará las delicias de todos aquellos algo diferente en cuanto a estilo, no tanto en lo referente al guión y que sin muchos alardes nos entretendrá de principio a fin.

Firma: Daniel Manso.