Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Killer Toon review


Título original: Deo Web-toon: Ye-go Sal-in

Año: 2013

Duración: 104 min.

País: Corea del Sur

Director: Kim Yong-gyun

Guión: Hoo-Kyoung Lee, Sang-hak Lee

Música: Yong-rock Choi

Fotografía: Jung-bae Lee

Reparto: Hyeon-woo Kim, Hae-hyo Kwon, Si-young Lee


No es otra historia de fantasmas y niñas de pelos largos.

Cuando llevas treinta minutos y la única aportación de la película que estas visionando es un sinfín de sustos previsibles y subidas de volumen, te empiezas a plantear que algo no va bien.
Pero... no era sino una máscara para ocultar la verdadera historia, que nos tenía preparada el director. Aun así, la primera parte del film llega a ser tan bochornosa y previsible, que aun desembocando en un thriller paranormal bastante resultón no acaba de enganchar.

Posiblemente la culpa de esto lo tenga el continuo abuso que nos llega desde oriente, con los films tan de moda sobre fantasmas, protagonizados por niñas de largas matas de pelo oscuro y camisones fantasmagóricos. Ya basta de esto por favor, vale que dentro del género aparecieron verdaderas joyas del terror, como The Ring, La Maldición o The Eye, pero después de haber visto otros 400 clones de las anteriormente mencionadas uno empieza a cansarse de siempre lo mismo.

Lee y su compañero son dos detectives que acaban de ser asignados a un misterioso caso de aparente suicidio. Aunque esa muerte será solo el punto de salida a una serie de suicidios/asesinatos que les llevaran hasta Ji Yoon, una dibujante de web-comics y principal sospechosa de los asesinatos debido a que todo lo que dibuja sucede realmente.

Killer Toon es la nueva película del director coreano Kim Yong-Kyoon (The Red Shoes, The Sword With No Name), que vuelve fuerte con el cine de terror. El guión, cargado de altibajos es obra de Sang-hak Lee, y está basado en la novela original de Hoo-Kyoung Lee.

Pese a tener un guión que divide la película en dos partes claramente diferenciadas. Una cargada de sustos y fantasmas, y por otra parte tenemos un thriller paranormal con bastante carga dramática, que tanto les gusta añadir a los coreanos en su cine. Su director Kim Yong-Kyoon sabe imprimir un ritmo bastante elevado, lo suficiente para que no llegue a aburrir en ningún momento y mantener la tensión, no porque los sustos son demasiado obvios, pero si el interés en la trama que nos oculta tras los asesinatos.

Voy a hablar un poco de las interpretaciones, en este apartado el elenco femenino es el peor parado con diferencia. Lee Si-Young se limita a corretear asustada por todos lados y sacar a pasear su cara de preocupación. Por otra banda tenemos a la pareja de detectives encarnada por Uhm Ki-Joon y Hyun Woo, que nos ofrecen unas actuaciones más que correctas y se nota la sinergia que tienen juntos en pantalla. Casi anecdótica es la aparición del veterano actor Oh Gwang-Rok, ejerciendo de jefe de los antes mencionados pero que siempre se agradece tener alguien de su talla en pantalla.

No voy a engañar a nadie, corea sigue sin sorprendernos con sus films de terror. La idea que nos ofrece Killer Toon es interesante, pero queda en un quiero y no puedo. Una película entretenida pero que al final nos deja vacíos, posiblemente pase bastante desapercibida, debido a ser una cinta más de las tantas clónicas sobre fantasmas que hay en el mercado.

Firma: Omar Parra.