Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 31 de julio de 2013

At Silver Falls review


Título original: At Silver Falls

Año: 2013

Duración: 96 min.

País: Estados Unidos

Director: Brett Donowho

Guión: Cam Cannon, Rachel Long, Brian Pittman

Música: Nathan Vann Walton

Fotografía: Edd Lukas

Reparto: Erick Avari, Steve Bacic, James C. Burns, James Cavlo, Alix Elizabeth Gitter, Tadhg Kelly


Lenta, aburrida y previsible.

Como norma general, no entra en mi condición criticar de forma gratuita el trabajo de los demás e intento ser lo más transigente posible porqué puedo entender que detrás de toda película hay un gran trabajo de muchas personas y muchas días que se debe como mínimo respetar. Pero a veces resulta casi imposible defender esta idea, y con este film nos encontramos ante uno de esos casos.

Jordan es una adolescente que recientemente se ha quedado huérfana y ha tenido que mudarse desde los Ángeles al pequeño pueblo de Silver Falls donde residen sus tíos que se harán cargo de ella hasta su mayoría de edad. Nuestra protagonista no solo tendrá que hacerse cargo habituales problemas del cambio de instituto y la adaptación a su nueva vida, sino que además, tendrá que enfrentarse al fantasma de una pobre chica asesinada, en extrañas circunstancias, que le perseguirá desde el mismo momento en que encuentra su anillo, durante una noche de fiesta en el bosque, y decide ponérselo.

Cuarta película de Brett Donowho (No Tell Motel, The Sacred) que al igual que en sus anteriores films nos ofrece de nuevo una temática paranormal; fantasmas que sufren y hacen sufrir a los pobres vivos hasta que consigan la paz; mezclada con intento de thriller, y que también como en sus anteriores films muy lejos queda de su opera prima (5 Souls), su mejor trabajo con diferencia.

Nos encontramos ante un film muy flojo, con poca coherencia, dentro de la lógica habitual en este género; el mismo fantasma que atenta contra la vida de la protagonista, en la siguiente escena la intenta salvar; que por momentos se convierte en un film puramente de adolescentes y de los malos; la chica mona recién venida de la gran ciudad se enamora del chico raro del instituto y repetidas veces pasa del más popular que la busca con insistencia. Tiene un ritmo lento e insufrible y que además deja muy mal sabor de boca, por el mensaje imperante repetido durante todo el film; “para que preocuparse intentando descubrir la verdad y si simplemente puedes vengarte”.

Poco podemos destacar de este film en el plano técnico, aunque si se merece cierta mención el trabajo de Edd Lukas (director de fotografía) no porque sea excelente, ya que no pasa del aprobado, pero en comparación con el resto de ámbitos supone una diferencia abismal.

En cuanto al reparto, aunque no es el mejor de los escenarios, buen trabajo tanto de Alix Elizabeth Gitter (Community) que interpreta a Jordan, la pobre adolescente huérfana, torturada por todas las circunstancias que le rodean y que impiden disfrutar de su vida y James Cavlo (Mansion of Blood) el adolescente rarito, tímido y lumbreras que no acaba de creerse su relación con Jordan y que hará todo lo posible por ayudar a su problemática novia.

Una película aburrida, lenta y previsible, que en ningún momento nos provocará el más mínimo sobresalto el maltrecho fantasma vengativo, y que no recomendaría ni a mí peor enemigo.

Firma: Daniel Manso.