Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 18 de abril de 2013

The Factory review


Título original: The Factory

Año: 2011

Duración: 108 min.

País: Estados Unidos

Director: Morgan O’Neil

Guión: Morgan O'Neill, Paul Leyden

Fotografía: Kramer Morgenthau

Reparto: John Cusack, Dallas Roberts, Mae Whitman, Jennifer Carpenter


Tus obsesiones te acabarán atrapando.

Noche de acción de gracias en la fría (-12º) ciudad de Bufallo (New York). Un asesino de prostitutas inactivo desde hace meses decide hacer su reaparición para secuestrar a una nueva víctima. Pero esta vez comete un error que le pondrá contra las cuerdas. Su nuevo trofeo no solo no es prostituta, sino que además es la hija de un detective,el mismo policía que ya ocupaba sus noches con este caso y que al descubrir lo de “su pequeña” llevará su obsesión a un nuevo nivel.

En un primer vistazo, este segundo de film de Morgan O'Neill puede pecar de argumento manido y repetido, pero a pesar de su corta carrera consigue completar un film bastante redondo dando una perspectiva diferente.

Sin embargo el gran colofón, es la aparición de John Cusack.
En este film da vida a un detective tan obsesionado con la desaparición de jóvenes que deja de lado a su familia. Pero el azar le juega una mala pasada y se ve atrapado entre el rol de padre y el de policía, situación que da un nuevo enfoque que se agradece. No todos los días puedes ver a un Cusack desquiciado y perdiendo el control de la situación.
Pero no estará solo, le acompañan Jennifer Carpenter más conocida Debra Morgan; la hermana del psicópata “bueno” en la serie Dexter. Interpretando a su compañera fiel y abnegada que hará lo posible para ayudar a nuestro “héroe”.
Como psicópata metódico tenemos a Dallas Roberts(Infierno blanco, En la cuerda floja) habitual actor de reparto que en este film realiza una notable actuación, siendo frio como el hielo cuando se trata de asesinar y capaz de mostrar amor por su estrambótica“familia”

Me gustaría también; aunque su papel es algo limitado y al inicio puede parecer inaguantable; destacar a Mae Whitman (Las ventajas de ser un marginado) que mantiene el tipo en todo momento enfrentando a nuestro particular asesino.

Dejando un poco de lado el reparto, y centrándonos en la película en sí, cabe destacar que para ser un thriller su avance es lento, pero no por ello carente de ritmo; los buenos cuadros se hacen a pequeñas pinceladas no a brochazos; y nos mantiene atentos en todo momento.
Como ya he mencionado un poco más arriba, desde el principio sabemos que Dallas Roberts es “malo” a diferencia de otros títulos en que lo importante es devanarse los sesos por descubrirlo. En principio este hecho podría mermar nuestro interés, pero también es cierto que si perdemos el hilo o no estamos atentos a los detalles nos llevaremos una grata sorpresa al final.

Sin dejar de hablar del ritmo, también advertir que lo que priva es relación entre los personajes. Largas conversaciones de situación entre estos que nos permiten conocer mejor a sus actores e incluso sentir cierta empatía con ellos.
Como única contra, para aquellos asiduos a la violencia y la sangre gratuita. ¡Buscad otra película! A excepción de un par de cambios de planos muy logrados que no spoileare, y alguna que otra escena suelta, la sangre brilla por su ausencia.

Para finalizar, solo me queda recomendar que veáis este más que aceptable thriller, que disfrutaran, sobre todo los fans de John Cusack y asiduos a este género.

Firma: Daniel Manso.