Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Silent Night review


Título original: Silent Night

Año: 2012

Duración: 94 min.

País: Estados Unidos

Director: Steven C. Miller

Guión: Jayson Rothwell

Música: Kevin Riepl

Fotografía: Joseph White

Reparto: Malcolm McDowell, Jaime King, Donal Logue, Ellen Wong, Brendan Fehr


Ya es Navidad y Santa Claus viene dispuesto a repartir alegría, felicidad y… ¡muerte!

El remake de aquella película dirigida por Charles E. Sellier llamada Silent Night, Deadly Night, que nos aterrorizó a todos en los ochenta e hizo que ya no volviéramos a ver a Papá Noel de la misma forma, llega estas fiestas para hacernos revivir aquellos pavores adolescentes. Otra cosa distinta es que lo consiga. Cierto es que, para realizar el típico slasher de siempre no es necesario un gran argumento o unas interpretaciones maravillosas. Sólo se necesitan grandes dosis de humor macabro, junto a unas aniquilaciones espectaculares. En Silent Night no vamos a ver, ni lo uno ni lo otro.

Ahora Steven C. Miller toma las riendas del proyecto e intenta no desentonar demasiado, sin llegar a ofrecer nada nuevo. La producción no destaca en ninguno de sus apartados aunque, para ser justos, tampoco es lo peor que se haya hecho dentro del género. El argumento es flojo y previsible, los diálogos torpes y cargados de tópicos y la historia se vuelve más insulsa a medida que se acerca su conclusión. En un slasher, esto se podría pasar por alto si al menos las escenas de acción, estuvieran abarrotadas de divertidas formas de acabar con la vida ajena. Tampoco es el caso. Las secuencias que deberían ser más escalofriantes, no pasan de la simple corrección y los efectos especiales sin llegar a desmerecer, tampoco escapan a la simple mediocridad.

Sin duda, lo mejor de Silent Night es un reparto bien nutrido de actores de primera línea. Contar con la figura de Malcom McDowell es un argumento de peso. Aquí, el protagonista de La Naranja Mecánica (1971), interpreta al sheriff Cooper, personaje repleto de estereotipos al que Malcom apenas puede otorgar algo de vida. También Jaime King, una experimentada actriz con una dilatada experiencia en películas de los géneros más diversos como, Pearl Harbour (2001), Sin City (2005) o The Spirit (2008). Sin duda, es la que tiene un papel más agradecido y la que mejor sabe aprovecharlo.

Un pequeño pueblo del interior de los Estados Unidos se prepara para recibir la llegada de la Navidad. De repente, comienzan a suceder brutales asesinatos en los cuales, siempre está implicado un enorme Santa Claus con cara de pocos amigos. La policía local deberá solucionar el caso en unas fechas donde la población está plagada de gente disfrazada de Papá Noel.

Innecesaria película donde la mediocridad es la tónica general. No es el peor slasher que se haya hecho, pero a estas alturas y en un género tan explotado, es necesario aportar algo más. Lo único rescatable es la presencia de un notable elenco de actores que otorga cierta notoriedad a la producción. Sólo recomendable para los seguidores más empedernidos del Santa asesino.

Firma: Sergio Bosch.