Buscador

Translate

lunes, 28 de noviembre de 2011

Bedevilled review


Título original: Kimboknam Salinsa-eui Jeonmal

Año: 2010

Duración: 115 min.

País: Corea del Sur

Director: Jang Cheol-soo

Guión: Choi Kwang-young

Fotografía: Kim Gi-tae

Reparto: Seo Yeong-hee, Hwang Min-ho, Min Je, Lee Ji-eun-i, Park Jeong-hak, Ji Sung-won


La crueldad del ser humano puede llegar a cotas inimaginable. Tanto para hacer perder la fe en nosotros mismos. Estad preparados para ver la cara más cruda y perversa de nuestra raza, unos límites que no se veían desde Martyrs.

Mi rabia e impotencia iban subiendo a medida que el metraje iba avanzando, preparaos para sentirlo en vuestras carnes mientras visionáis Bedevilled.

Debut del director Jang Cheol-soo, que hasta ahora había trabajado como ayudante de dirección de Kim Ki-Duk. Pues señor Cheol-soo con este primer largo se ha ganado todos mis respetos.

Todo empieza introduciendo a una de nuestras protagonistas, Hae-won. Una mujer que se ve muy segura de sí misma, vive como soltera en su apartamento de Seúl. Tras estar pasando unos momentos algo difíciles laboralmente, su jefe le ofrece unas vacaciones obligadas. Hae-won aprovechara para visitar una pequeña y remota isla donde se crio de pequeña. Allí le recibirá su amiga de infancia Bok-nam, quien vive con su familia en la isla. En este momento el film da un pequeño giro y pasa a narrarnos el calvario que está sufriendo Bok-nam, rodeada por un marido maltratador, un cuñado que abusa de ella, una suegra la cual le recrimina cada paso que da, y así todos los habitantes de la pequeña isla. En este momento, un vaso en la mente de nuestra protagonista se irá llenando gota a gota, paliza tras paliza. Hasta que un día, Bok-nam no puede mas y decide huir con su hija lejos de la isla y de su "familia"... Las cosas por desgracia no saldrán como ella esperaba. El vaso rebosante de odio, explotara como no podía suceder de otra forma. En este momento la cinta pasa de mostrarnos un drama, a mostrarnos un slasher cargado de venganza, dulce y macabra venganza.

El director Jang Cheol-soo, nos narra de una manera tan fría y realista las vidas de la pequeña isla donde sucede toda la acción, que dejan al espectador con una impotencia y rabia crecientes de manera exponencial a medida que la cinta avanza de manera. La fotografía que corre a cargo de Kim Gi-Tae es uno de los puntos a destacar, usando perfectamente los exteriores. A remarcar el uso del sol y muestra unos planos rurales preciosos.

En cuanto a las actuaciones hay que destacar a Yeong-hie Seo, que firma un papel sobrecogedor y muy convincente. Es una actriz a tener muy en cuenta, ya que unos años antes ya había bordado otro gran papel en The Chaser.

Y recordad chicos y chicas, si sufrís una herida frotárosla con pasta de habas. Es el nuevo ungüento milagroso.

Firma: Omar Parra.

0 comentarios: