Muestra SYFY - Let The Wrong One In review

Pero, cuidado, que hay un cazador de vampiros dando vueltas por Dublín, y parece que tiene a Deco en su punto de mira.

Título original: Let The Wrong One In

Año: 2021

Duración: 100 min.

País: Irlanda

Director: Connor McMahon

Guion: Connor McMahon

Música: Liam Bates

Fotografía: Michael Lavelle

Reparto: Karl Rice, Eoin Duffy, Anthony Head, Hilda Fay, Mary Murray, Lisa Haskins


Sangre y entretenimiento en Irlanda.

Parece que los irlandeses le han cogido el gusto a adaptar los conceptos que Bram Stocker, también irlandés, creo en Drácula; primero fue Boys from County Hell de Chris Baugh y ahora Connor McMahon añade su granito de arena con Let The Wrong One In.


Deco ha tenido una noche de juerga que le ha dejado un mal cuerpo y un recuerdo indeleble: las marcas de un mordisco en el cuello, que le han convertido en vampiro. Para salir del embrollo tendrá que pedir ayuda a su hermano Matt.

Pero, cuidado, que hay un cazador de vampiros dando vueltas por Dublín, y parece que tiene a Deco en su punto de mira.

Connor McMahon, quien ya lleva a sus espaldas las películas Stitches y From the Dark, hace un cine directo y sin tapujos, con aire de serie B que se agradecen y que aquí tiene más controlado que en Stitches, que también quería ser comedia y terminaba por resultar muy pesada.

Parte del éxito de Let… es su carácter alocado, algo presente desde la primera secuencia en la que un grupo de mujeres van a Transilvania para correrse una orgia alcohólica que puede convertirse en una orgia de sangre ya de vuelta en Dublín; la historia de McMahon arranca con fuerza y su primera media hora es casi modélica, ya que presenta con rapidez a los personajes y a sus antagonistas, con guiños a la clásica secuencia entre Jason Patrick y Corey Haim en Jóvenes Ocultos, estableciendo que el vampirismo es una droga/adicción/necesidad, pero ¿Quién no necesita algo en la vida, aunque sea compañía, un hijo, amor?

McMahon se mueve como pez en el agua durante gran parte del metraje, gracias a unos personajes unidimensionales pero carismáticos, aunque se le nota enfangado al llegar al ecuador ya que tarda mucho en hacer avanzar la trama hacia el obligado enfrentamiento final; a su favor decir que el último tercio resulta satisfactorio y toda la parte de acción está bien resuelta a pesar de notarse las costuras de un presupuesto ajustado.


El mayor pero que le pongo a Let The Wrong One In consiste en su protagonista cuasi absoluto, Karl Rice, que físicamente funciona como el típico chaval cuyo hermano, cosas de la vida, se convierte en vampiro pero cuyo acting es limitado y a veces parece secundario ante el resto del elenco, a destacar Eoin Duffy como el abobado Deco, con una gran vis cómica, y el grandioso Anthony Head como el caza vampiros; Mary Murray es la vampiresa jefa y atención a su acento en versión original, porque es una fiesta.

Termino con una reflexión: Si las comedias con zombis se llaman Zombedys, ¿Las de vampiros son Vampedys?

Firma: Javier S. Donate.

🎬 VOD