Fancine - La Pasajera review

Blasco es un buscavidas que se dedica a transportar pasajeros en su andrajosa van. Durante uno de los viajes, un suceso hace que se incorpore al pasaje una mujer malherida. Una buena premisa sería la de no acercarse mucho a ella.

Título original: La Pasajera

Año: 2021

Duración: 90 min.

País: España

Director: Raúl Cerezo, Fernando González Gómez

Guion: Luis Sánchez-Polack, Asier Guerricaechebarría, Javier Echániz

Música: Alejandro Román

Fotografía: Ignacio Aguilar

Reparto: Ramiro Blas, Cecilia Suárez, Paula Gallego, Cristina Alcázar, Yao Yao, Niko Verona


Sabia mezcla de comedia y terror.

A medio camino entre la comedia negra y el terror nos llega La Pasajera, un film que así sin pensarlo mucho podríamos denominar como cañí. Esto nos recuerda un tipo de cine que se hacía en España hace ya bastante tiempo, que parecía como olvidado pero que al volverlo a degustar, permítaseme la expresión, nos viene a la memoria ese humor negro tan típico y que no se puede ver en ninguna parte del mundo.


Esa originalidad heredada confiere a La Pasajera un sello especial. Sabe mezclar eso que hemos comentado con un terror con todos sus aditivos sin que nada se resienta. Naturalmente ese humor tan característico está presente en toda su duración en una historia algo demencial, pero a ver quién es el guapo que no se ha encontrado en una situación surrealista viajando por la España profunda.

Blasco es un buscavidas que se dedica a transportar pasajeros en su andrajosa van. Durante uno de los viajes, un suceso hace que se incorpore al pasaje una mujer malherida. Una buena premisa sería la de no acercarse mucho a ella.

Sus directores Raúl Cerezo, en su debut en el largometraje y Fernando González Gómez nos ofrecen todo un arsenal de recursos cinematográficos, todos ellos destinados a que el público se lo pase de maravilla. Lo consiguen plenamente puesto que las carcajadas son constantes a base de unos gags que sin ser excesivamente novedosos, encajan perfectamente en el tono general del film. A ello contribuye de manera decisiva la interpretación del personaje principal con un Ramiro Blas en estado de gracia, dotando a su alter ego, Blasco, de todos los tics que os podáis imaginar, interpretados, eso sí, con mucho salero.

El guion, firmado por Luis Sánchez-Polack, nos explica de manera clara y concisa una historia que se acerca peligrosamente a la típica comedia de enredo, pero que sabe dar el golpe de timón necesario para que no se quede solo en eso, haciendo que los amantes del terror entren también en ese, como si dijéramos, juego. Todo esto sobre el papel, luego hay que realizarlo y sus directores saben dotar al film de un ritmo constante que no decae en ningún momento, alargando, esta vez en su contra, un final que ya estaba perfectamente acotado.


Aparte del ya comentado Ramiro Blas, en el elenco nos encontramos con una excelente y televisiva Paula Gallego (Cuéntame), en el papel de Marta, la cual dota a su personaje de mucha ternura, de la cual ni el rudo Blasco puede evitar caer rendido. En papeles algo menores tenemos a Cecilia Suárez y a Cristina Alcázar. Punto y aparte merece Niko Verona en un papel algo minúsculo pero electrizante, en todos los sentidos.

Estamos ante una película para pasárselo en grande. De aquellas con las que sales de verla con una sonrisa en la cara. Para cosas más profundas existen otros films, o sea que sí lo que buscáis es diversión, apuntad este nombre: La Pasajera.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD