The Pool review

Tras finalizar un rodaje uno de los integrantes del equipo acaba atrapado en una piscina vacía sin posibilidad de salida. El tiempo pasa y empieza a perder la esperanza. Todo se complica aún más cuando un cocodrilo extraviado acaba con él atrapado en la piscina.

Título original: The Pool

Año: 2019

Duración: 91 min.

País: Tailandia

Director: Ping Lumpraploeng

Guion: Ping Lumpraploeng

Reparto: Ken Theeradeth Wongpuapan, Ratchiratham Ratnomnot


Un survival que no dejará indiferente a nadie.

Si algún tipo de producción desde Tailandia ha sido exportado a nuestro país esto han sido las artes marciales y sobre todo las cintas de terror. Hoy nos ocupa una centrada en el género survival. La verdad que The Pool si tiene una virtud es que puedes estar seguro de que durante los 91 minutos de duración de la cinta no vas a tener ni un segundo de descanso, pues pese a contar con tan solo dos actores principales encerrados en una sola localización el buen hacer del director y guionista Ping Lumpraploeng se las apaña para que cada dos minutos tengamos un nuevo, sorprendente y varias veces surrealista giro de guion.


Tras finalizar un rodaje uno de los integrantes del equipo acaba atrapado en una piscina vacía sin posibilidad de salida. El tiempo pasa y empieza a perder la esperanza. Todo se complica aún más cuando un cocodrilo extraviado acaba con él atrapado en la piscina.

Dicha su única pero no pequeña virtud toca contaros un poco la parte más oscura o peor parada, pues si habéis visto películas de terror tailandesas sabréis que allí precisamente no destacan por tener un CGI bastante avanzado, más bien parece que estemos viendo gráficos dignos de una consola de hace 20 años. Pues si ahora os digo que la principal amenaza del film es un cocodrilo totalmente hecho digitalmente, el salto de fe que hay que realizar para no desconectar debido a este fatídico hecho es bastante grande.

Por otra parte por si el hándicap del CGI no fuera pequeño, su otro gran problema es algunos momentos realmente inverosímiles que nos ofrece este guion, pues como bien dije antes los giros no dejan de suceder para que la trama avance indiscriminadamente, pero el problema es que cada vez las desventuras de nuestro protagonista preferido son más descabelladas.

El director Ping Lumpraploeng nos ofrece un survival horror cargado de tensión y locuras. A nivel de dirección cumple con creces, pues sabe imprimir un ritmo vertiginoso a la cinta sumado a imprimir una épica a algunas situaciones que solo lo había visto en esas locuras que nos llegan desde India que tanto gusta al público más bizarro del lugar. Pero por otra parte tenemos su faceta como guionista, y es aquí donde falla, pues creo que se propone contar una historia que a medida que avanza se vuelve más y más loca. Ríete tú de las penurias que pasaban los protagonistas de Una serie de catastróficas desdichas.


En cuanto a las actuaciones tenemos a Ken Theeradeth Wongpuapan que parece ser que no ha entendido bien las intenciones del director, pues creo que es el único que se toma esta locura en serio. Si el metraje va de bien a mal, la actuación de Wongpuapan es justamente lo contrario, nos presentan a un personaje un tanto histriónico pero a medida que avanzan los minutos se transforma en todo un sufrido héroe, posiblemente su interpretación sea de los mejores puntos del film.

Si estáis pensando en dar una oportunidad a esta pequeña bizarrada llegada desde la lejana Tailandia estad preparados, pese a que la película se toma a si misma totalmente seria, a medida que avanzan los minutos y la trama se complica cada vez más el guion ira descendiendo al infierno de lo bizarro. Una pequeña locura solo para los muy avezados.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW