Noche de Bodas review

Grace es una joven que contrae matrimonio con un chico de familia pudiente que han forjado su imperio gracias a los juegos de mesa. Para dar la bienvenida a la familia a los nuevos miembros estos tienen una tradición ancestral basada en el azar para la noche de bodas que puede resultar de los más sangrienta. Grace no será una excepción.

Título original: Ready or Not

Año: 2019

Duración: 95 min.

País: Canadá / Estados Unidos

Director: Matt Bettinelli-Olpin, Tyler Gillett

Guion: Guy Busick, Ryan Murphy

Música: Brian Tyler 

Fotografía: Brett Jutkiewicz

Reparto: Samara Weaving, Adam Brody, Mark O'Brien, Henry Czerny, Andie MacDowell, Melanie Scrofano, Kristian Bruun, Nicky Guadagni, Elyse Levesque, John Ralston, Liam MacDonald


La película más gamberra del año.

Es un tema recurrente y la comidilla entre los jóvenes, muchos son los que temen al matrimonio, ya sabéis, el compromiso eterno como si no existiera el divorcio, pero poco se ha hablado de las familias políticas y de las noches de boda. ¿Recordáis películas como Novia a la fuga? Pues olvidaos por completo, estamos ante un survival de libro con base firme de humor, un auténtico manual de cómo sobrevivir a una noche de bodas en casa de tu familia política.


Grace es una joven que contrae matrimonio con un chico de familia pudiente que han forjado su imperio gracias a los juegos de mesa. Para dar la bienvenida a la familia a los nuevos miembros estos tienen una tradición ancestral basada en el azar para la noche de bodas que puede resultar de los más sangrienta. Grace no será una excepción.

Equilibrio perfecto en una cinta agradable para el público generalista y los seguidores del terror sin dejar a nadie de lado, esta es la poción mágica que han conseguido los directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, responsables de El heredero del diablo y V/H/S entre otras, junto con los guionistas Guy Busick y Ryan Murphy, que han sabido conducir esta descabellada idea que desprende humor desde el arranque prácticamente de la película hasta el sorprendente cierre y que nos regala auténticos momentos de celebración y aplauso con situaciones de apoteosis absoluta en forma de regalo hacia el público, en una película para reír y disfrutar sin complejos.

El reparto es gran parte del éxito dentro del conjunto, no sólo por quién interpreta a quién sino por el diseño de personajes a modo del mítico juego de mesa Cluedo con resultados y objetivo más sanguinolentos que en la partida de tablero, eso sí. La novia o lo que es lo mismo, la protagonista de este survival es la actriz Samara Weaving, la que recordaréis por The Babysitter o Mayhem títulos por los que se está convirtiendo en una auténtica scream queen de la época moderna, sobra decir que se desenvuelve con soltura en un papel que parece hecho a medida para aquello de guerrera vestida de princesa. El resto del cast hace gala de unos personajes muy bien definidos de entre los que destacaría los gags de Fitch Bradley, el carácter interpretado por Kristian Bruun.


Algunos podrían entender este como un relato para ahuyentar a futuros matrimonios, y en cierta manera así lo es, pero no solo eso, el relato está tan bien construido y los tempos en los que entran las bromas y los gags en ocasiones apoyados en flashbacks que después servirán para entrelazar toda la historia de una forma redonda están tan bien colocados, que funciona además como una sátira sobre la riqueza y los propios protagonistas de ellas, así como la de sus almas. Ingerimos todo como si fuera un bocadillo con mayonesa, bien suave y con gusto.

Muchas gracias por 95 minutos tan divertidos.

Firma: Gerard FM.
@tmagerard