Apóstata review


Toni es un sufrido y estoico padre de familia que vive atormentado por los abusos que sufrió en su niñez por un cura que ahora es profesor de su hija. Pero no está solo, su tío abuelo, Hermenegildo, acude en su ayuda para secuestrar al eclesiástico y hacer que confiese, no solo sus pecados.

Título original: Apóstata

Año: 2019

Duración: 72 min.

País: España

Director: Hugo Cobo

Guion: Hugo Cobo, José María Verdú

Música: Maese César, Pedro Delgado

Fotografía: Uri Carbonell

Reparto: José Javier Domínguez, Josep Maria Alejandre, Ramon Carceller, Miguel Angel Navarro, Mireia Agramunt, Laia Nin, Victoria Espinet, Oriol Hernández


Un peligroso y aterrador juego.

En la mayoría de ocasiones a los que nos da por analizar, por llamarlo de alguna manera, todo tipo de producciones audiovisuales nos llega alguna obra como Apóstata que se aparta un tanto de lo que miramos con asiduidad. Habitualmente llegan a nuestras manos productos perfectamente manufacturados, algo fríos por cierto, y que parecen sacados de la bandeja de salida de una fotocopiadora a color, copia enésima. Carecen, en nuestra opinión, de algo llamado “alma” de lo cual va sobrada la película que tiene a Hugo Cobo como culpable. Y decimos esto debido a la un tanto oportunista historia que se nos cuenta que, quiérase o no, llega a lo más profundo de nuestras vísceras.


Toni es un sufrido y estoico padre de familia que vive atormentado por los abusos que sufrió en su niñez por un cura que ahora es profesor de su hija. Pero no está solo, su tío abuelo, Hermenegildo, acude en su ayuda para secuestrar al eclesiástico y hacer que confiese, no solo sus pecados.

Las dificultades que imaginamos hayan podido sufrir el equipo de producción para sacar adelante un proyecto bastante ambicioso, tiene la recompensa de, aparte de dar por bueno el gasto en catering, ver la sala de proyección abarrotada de público. Eso para un cineasta es como pasar un examen en el que tienes mucho que perder y poco que ganar.

El guion es bastante coherente y explica a la perfección ese adaggio que hemos podido degustar en cintas del tipo Encontré al Diablo (I Saw the DevilJee-woon Kim, 2010). Al que no la haya visto, indicarle que es el juego del gato y el ratón elevado a la máxima expresión. Como toda buena cinta de ese tipo, la historia es bastante plana y poco adicta a las sorpresas argumentales, encontrando a faltar algún que otro giro o incluso alguna que otra incoherente incoherencia. A veces no levantar la vista del papel hace que perdamos algo de perspectiva.

Por otra parte, felicitar el equipo de sonido por su calidad, cosa poco habitual en films de presupuesto algo escaso. A todo esto tenemos que añadir una gran, y bicéfala, banda sonora a cargo de Maese César Pedro Delgado.


Encabeza el reparto José Javier Domínguez (Vis a Vis) en un papel entre tierno y falto de luces. Seguimos por un gran y creíble Josep Maria Alejandre (Quién Eres). Continuamos con Ramon Carceller que interpreta a un personaje de chiste fácil y acabamos este póker masculino principal con Miguel Angel Navarro. En cuanto al elenco femenino, contamos con Mireia Agramunt que es la que tiene que sufrir en su día a día a Toni, y acabamos con Laia Nin y Victoria Espinet. Nombrar, aunque en un papel minúsculo, a un excelente Oriol Hernández.

Vamos acabando ya. Estamos ante una obra que destila amor por el cine, esta vez en su vertiente más terrorífica, aunque abuse de un tema al cual podríamos calificar de cómodo y poco arriesgado.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan