Blood & Flesh: The Reel Life & Ghastly Death of Al Adamson review


Nunca he ansiado premios de la Academia, solo he perseguido con mis películas entretener, y creo que lo he conseguido.

Título original: Blood & Flesh: The Reel Life & Ghastly Death of Al Adamson

Año: 2019

Duración: 100 min.

País: Estados Unidos

Director: David Gregory

Guion: David Gregory     

Música: Mark Raskin

Fotografía: Jim Kunz

Reparto: Al Adamson, Stevee Ashlock, John Bloom, John Carradine, Regina Carrol, Lon Chaney Jr., Sam Sherman


Magnifico retrato del cine de bajo presupuesto.

La vida de Al Adamson, como la de todo hijo de vecino, tuvo varias etapas. En este documental se viaja a través de ella a través de las opiniones de los supervivientes de una época en la que el cine transcurría por unos derroteros bastante diferentes de los actuales. Esto se magnifica si hablamos de la casi siempre denostada serie B, aunque creemos que el cine de ese director estadounidense descendía vertiginosamente en las letras del abecedario hasta llegar a la serie Z, pero incluso las películas que podríamos incluir en esta última clasificación superarían con creces las obras de Al Adamson.

Como muestra algunos de los títulos que componen su filmografía. Por orden cronológico y citando las más “importantes”, tendríamos Psycho a Go-Go (1965), Blood of Ghastly Horror (1967), Dracula vs. Frankenstein (1971), The Naughty Stewardesses (1974), El Samurai Negro (1976) y Cinderella 2000 (1977). Su última producción fue Lost (1983), a partir de aquí vino el retiro cinematográfico, dedicándose a partir de entonces al negocio inmobiliario.


Lo que tienen las cosas, una vez retirado y ya en la década de los 90, los aficionados cinematográficos más buscones redescubrieron su legado lo cual le hizo pensar en su regreso. Pero no le dio tiempo, o no lo vio del todo claro, el caso es que en 1995 su hermano denunció su desaparición. Tras algunas sospechas que parecían sacadas de los estrambóticos guiones de sus películas, la policía decidió levantar el suelo de cemento de su recientemente estrenado cuarto de baño dónde encontraron su cadáver. El sospechoso, su contratista Fred Fulford, fue detenido acusado de asesinato. El motivo parece ser que fue las irregularidades contables que Adamson descubrió.

Una muerte tan del gusto de su atemporal compatriota Edgar Allan Poe, quedó grabada como uno de los asesinatos más viles y siniestros cometidos en la historia de crímenes de Estados Unidos, siendo plasmada en la serie Forensic Detectives (episodio Buried Secrets) y The New Detectives (temporada 7, episodio 11).

El documental está muy bien estructurado, manteniendo un orden cronológico que es bastante de agradecer. Para empezar un repaso de su filmografía a través de entrevistas con actores, productores, directores de fotografía y otros profesionales del mundo del cine que colaboraron con Adamson. Toda una sucesión de anécdotas de los infames rodajes a los que sometió a todo ese personal, con la suerte de que los mismos duraban muy poco, pero lo suficiente para dejar una huella y un recuerdo que a más de uno le hace saltar las lágrimas, sobre todo cuando se aborda el fallecimiento en 1992 de su esposa, destacada beatnik, Regina Carrol, la cual participó en casi todos sus films.


Según palabras del propio Adamson: “Nunca he ansiado premios de la Academia, solo he perseguido con mis películas entretener, y creo que lo he conseguido”.

Los fanáticos del documental ya tienen otra obra con la cual recrearse. Imprescindible para saber algo más de un tipo de cine que se hacía muy lejos de las majors y que tuvo su momento álgido en las décadas de los sesenta y setenta.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan